Organización logró ¢850 millones en venta de ganado robado; dueño de una sola finca fue víctima del hurto de 100 toros

Por: Diego Castillo 9 septiembre, 2015
Momento en que un oficial de la Fuerza Pública ingresa a uno de los sospechosos de robo de ganado a las celdas del OIJ de Santa Cruz.
Momento en que un oficial de la Fuerza Pública ingresa a uno de los sospechosos de robo de ganado a las celdas del OIJ de Santa Cruz.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) desarticuló una banda dedicada al robo de ganado en el cantón de Carrillo, Guanacaste.

Los agentes del OIJ, con apoyo de la Fuerza Pública, detuvieron a ocho hombres por robo de ganado en allanamientos en las viviendas de los sospechosos en Sardinal y Belén de Carrillo la mañana de este miércoles.

En los operativos se decomisó armas de fuego, documentos y un camión, el que al parecer fue utilizado para transportar el ganado robado para trasladarlo a subastas ganaderas, informó el OIJ.

En la investigación se determinó que, desde el año 2013, los sospechosos formaban una banda dedicada a robar ganado en fincas de las zonas, los cuales luego eran vendidos en subastas ganaderas.

La organización logró ¢850 millones en venta de ganado robado. El dueño de una sola finca fue víctima del hurto de 100 toros de unos 700 kilos cada uno, valorados en 50 millones de colones.

Los detenidos fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público, que determinará su situación jurídica.

Etiquetado como: