En casa de expresidiario juez ordenó devolver artículos robados a vecinos que habían puesto la denuncia

 25 junio, 2014

Un sujeto conocido como Búfalo, de apellido Aguirre, y su cómplice apellidado Bermúdez cayeron en manos de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como sospechosos de ventas de drogas y robos en la localidad de Ticabán, La Rita de Pococí.

El allanamiento fue al mediodía luego de que, tras varios meses de investigaciones, se determinó que ambos están relacionados con la venta de drogas en esa comunidad ubicada a unos 63 kilómetros al noreste de Guápiles.

Debajo de un aguacero se realizó la captura de los dos sospechosos al mediodía de este miércoles, 400 metros al este de la clínica de Ticabán.
Debajo de un aguacero se realizó la captura de los dos sospechosos al mediodía de este miércoles, 400 metros al este de la clínica de Ticabán.

Tras la captura, el juez que acompañó a los agentes autorizó la devolución de un televisor, otros electrodomésticos y hasta una cama a tres personas diferentes que habían puesto la denuncia por robo y luego de que se constató que los bienes los tenía Búfalo.

La casa allanada está junto a un cultivo de piña y los agentes ubicaron en un tubo de aguas servidas -en las afueras de la vivienda- unas 40 piedras de crack, así como dinero producto de las ventas y un arma de fuego marca Smith & Wesson.

El allanamiento duró cinco horas debido a que hubo que buscar evidencias en varios puntos, hasta encontrarlas escondidas en las afueras de la casa. Incluso se usó un machete en el plantío de piña, donde apareció el arma.

Búfalo tenía tres meses de haberse pasado a un régimen de confianza que le permitía estar fuera de prisión. Ahora, el sujeto quedó a la orden de la Fiscalía por esta nueva causa, lo mismo que su cómplice.