Sospechoso usó un martillo, una pala y un cuchillo para atacar a las víctimas

Por: Carlos Arguedas C., Juan Fernando Lara 5 agosto
El hecho ocurrió cerca de las 8 a.m. en un casa ubicada al fondo de esta entrada en las cercanía del Rancho Ceci en Laguna de Zarcero.
El hecho ocurrió cerca de las 8 a.m. en un casa ubicada al fondo de esta entrada en las cercanía del Rancho Ceci en Laguna de Zarcero.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) presume que el robo sería el móvil por el cual la mañana de este sábado asesinaron a un joven comerciante e hirieron a su madre y a un peón de la familia.

El hecho se produjo a eso de las 7:30 a. m. en una vivienda ubicada detrás del restaurante Rancho Ceci, en Laguna de Zarcero, cantón de Alajuela.

El OIJ informó de que la casa donde sucedieron los hechos se encuentra muy desordenada, e incluso faltaría una fuerte suma de dinero en efectivo que tenía Roberto Rodríguez para la compra de un vehículo.

Un vecino, a las 8 a. m., fue quien descubrió el suceso cuando llegó a la casa de las víctimas para que le prestaran una escalera. Él observó a un hombre joven y una mujer tirados fuera de la casa con abundante sangrado principalmente en la cabeza; al mismo tiempo, escuchó gritos de auxilio dentro de la propiedad.

Cuando llegaron al sitio los oficiales de la Fuerza Pública y socorristas de la Cruz Roja determinaron que había un fallecido. Lo identificaron como Roberto Rodríguez Chaves, de 33 años.

En tanto, la mujer, Gladys Chaves Rojas, de 64 años, y madre de Roberto, estaba viva pero presentaba lesiones muy serias principalmente en la cabeza. Igualmente, dentro de la vivienda encontraron encerrado en un cuarto y también con severos golpes a Gustavo Durán Rojas, de 42 años, un peón de la familia.

Los heridos fueron llevados al Hospital Carlos Luis Valverde Vega, de San Ramón. La mujer la trasladaron poco después, al Hospital México.

El OIJ informó de que tanto dentro como fuera de la casa encontraron un martillo, una pala y un cuchillo que se presume fueron los artículos usados por los responsables de la agresión. La policía comunicó que será la autopsia la que determine qué tipo de objeto se utilizó en el ataque.

Gladys Chaves y su hijo Roberto Rodríguez eran propietarios de un negocio de venta de artesanías que está a un lado del Rancho Ceci y, además, tenían varias cabinas.

El OIJ informó de que la casa donde sucedieron los hechos se encuentra muy desordenada, e incluso faltaría una fuerte suma de dinero en efectivo que tenía Roberto Rodríguez para la compra de un vehículo.

Movilización.

Luego de conocerse el asesinato, varios vecinos suministraron datos sobre dos hombres que salieron del lugar. Uno de ellos fue localizado por la Fuerza Pública a las 11 a. m. en el centro de Zarcero, pero a las 3 p. m. el OIJ comunicó que se había descartado cualquier participación y lo dejaron en libertad.

Sin embargo, las autoridades judiciales sí se mostraron muy interesadas en tratar de ubicar a otro sujeto de apellido Montenegro y quien al parecer abordó un taxi pirata que lo llevó hasta Pital de San Carlos.

Este individuo, de origen nicaragüense, se presume podría estar buscando la zona fronteriza.

Montenegro, al parecer, era una persona conocida por la familia que había trabajado con Rodríguez. Sin embargo, tiempo atrás, por razones que se ignoran, fue despedido.

Noticia actualizada a las 4 p.m. con información del OIJ.

Etiquetado como: