A los imputados se les decomisó armas de fuego, municiones y un chaleco antibalas

Por: Hugo Solano 30 julio, 2014

Un operativo realizado la mañana de este miércoles en Guadalupe por parte de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) permitió la captura de un hombre de 23 años, de apellido Mendoza, y de un menor de 16, quienes figuran como sospechosos de un crimen en Coronado.

Los hechos se remontan al jueves 8 de mayo pasado cuando el hoy occiso, Rudy José Céspedes Acedo, se encontraba departiendo con varios amigos y fue sorprendido a eso de las 9 p. m. en el parque de una urbanización en Coronado.

Además de las armas, el OIJ decomisó este chaleco que al parecer usaban los sospechosos para protegerse y varios teléfonos celulares.
Además de las armas, el OIJ decomisó este chaleco que al parecer usaban los sospechosos para protegerse y varios teléfonos celulares.

Los sospechosos los despojaron de las pertenencias personales, entre estas un celular y dinero en efectivo, bajo amenazas con arma de fuego.

Aparentemente Céspedes, de 25 años, opuso resistencia y en ese momento le dispararon en cinco ocasiones. Céspedes fue llevado al hospital Calderón Guardia donde falleció poco después de su ingreso.

Los agentes judiciales iniciaron las investigaciones en torno a este caso y este miércoles a eso de las 5 a. m. lograron la detención de los sospechosos cuando les allanaron sus casas.

En una vivienda se decomisó un teléfono celular, dos chalecos antibalas, una pistola calibre 22, con su respectivo cargador y siete municiones, y otra calibre 9 milímetros con un cargador que contenía once municiones. La primer arma tenía denuncia por robo en el OIJ.

También se decomisaron 30 municiones de 9 milímetros, así como 83 cartuchos de ese mismo calibre.

Los detenidos fueron pasados con un informe al Ministerio Público. Mendoza tenía antecedentes por agresión con arma de fuego.