Por: Carlos Arguedas C. 2 febrero, 2014

Individuos que dicen ser constructores están estafando a ferreterías, ventas de repuestos y almacenes de línea blanca con falsas compras.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) alertó ayer sábado a los comerciantes pues durante el mes de enero se recibió al menos una denuncia diaria, donde los delincuentes aplican un mismo método para apoderarse de los artículos de manera ilícita.

En el informe policial se detalló que el atraco lo inicia un individuo que llama desde un centro penal al negocio. Se hace pasar como un constructor que necesita varios artículos. Pide que se los lleven al sitio de la construcción, donde se le pagará mediante cheque.

Cuando un camión de la empresa llega al lugar donde debe entregar la mercadería no hay construcción, pero sí varios individuos que con armas de fuego se llevan el vehículo y los artículos.

El OIJ informó que hasta el momento se han recibido 21 denuncias, con pérdidas que superan los ¢36 millones.

La Policía Judicial solicitó a los comerciantes verificar el número de teléfono del cual hace el pedido y a quien pertenece.