Sujeto se cubrió el rostro para pintar y se escondió cuando fue fotografiado

Por: Gustavo Fallas M. 3 febrero

Cuatro días después de la masacre de cinco universitarios en barrio La Victoria, en Liberia, el sospechoso del crimen pintó la casa donde vive con su mamá y padrastro.

El sospechoso de la masacre pintó la pared de la casa en que vive con su madre y el padrastro. La puerta que se observa al fondo es la del apartamento donde vivían los universitarios.
El sospechoso de la masacre pintó la pared de la casa en que vive con su madre y el padrastro. La puerta que se observa al fondo es la del apartamento donde vivían los universitarios.

Con el rostro cubierto con una camisa, el sujeto de apellidos Ríos Mairena, de 33 años, salió a las 3:16 p. m. de esa tarde del 23 de enero para pintar la pared, la cual queda al frente de la puerta del apartamento donde fueron asesinados los universitarios.

En ese momento, Rebeca Álvarez, corresponsal de La Nación en Liberia, estaba en el lugar dando seguimiento a la cobertura de ese atroz hecho. Cuando ella llegó, Ríos estaba saliendo para pintar la pared.

Al ver que lo estaba fotografiando, Ríos Mairena le dijo: "No, no, no, así no juego, váyase para atrás".

Visiblemente ofuscado se metió en la vivienda.

Precisamente, esa casa tiene un puerta que da a la entrada de los dos apartamentos, uno en el que vivían los universitarios y otro donde residía una pareja, a la cual una de las fallecidas le envió un audio donde se escuchaba: " Señor, usted no nos va a hacer daño".

Por esa razón, el sospechoso tenía fácil acceso a esos apartamentos. Incluso, al parecer tenía llaves del lugar, según fuentes cercanas a la policía.

Según vecinos, cuando la masacre fue descubierta y se realizó todo un despliegue policial, el imputado salió de la casa y se fue para la localidad de Carrillo. Fue hasta el día siguiente que volvió al lugar.

Momento en que se detiene al sospechoso de la masacre de Liberia.
Momento en que se detiene al sospechoso de la masacre de Liberia.

Familia en silencio

No está confirmado si la familia del detenido sabía o sospechaba sobre lo sucedido; no obstante, el 20 de enero La Nación intentó conversar con una familiar que llegó a la casa donde fue detenido Ríos, pero ella prefirió no dar ninguna declaración.

"Calladita más bonita", manifestó en ese momento cuando se le consultó si conocía a las víctimas, o sabía algo de lo ocurrido.

También la mujer a cargo de los apartamentos y tía de Ríos reaccionó de forma agresiva y dijo que no iba a decir nada.

Ella vive a 175 metros de la casa allanada y ese inmueble también fue pintado en estos días por el sospechoso.

LEA MÁS

Etiquetado como: