Madre lavaba ropa en el patio cuando sucedió la tragedia

Por: Krissia Chacón 3 junio, 2015
El OIJ recogió en las cercanías el arma usada por el menor, quien acabó accidentalmente con la vida de su hermana.
El OIJ recogió en las cercanías el arma usada por el menor, quien acabó accidentalmente con la vida de su hermana.

Una menor de dos años murió de un disparo en la cabeza propinado por su propio hermano de cuatro años este miércoles a las 9:30 a. m. en Matina, Limón.

Los hechos se dieron en el sector de Palestina a unos 40 kilómetros del centro de ese cantón limonense.

Maurilia Aguilar Salazar, madre de los menores, indicó que ella estaba lavabdo en el patio cuando escuchó un disparo, entró a la casa y vio al niño de cuatro años con un rifle y a su hija de dos en el suelo.

La chiquita presentaba un impacto de bala en su cabeza, con entrada de bala en el ojo derecho y sin salida.

La madre, asustada, avisó a unos vecinos y estos llaman al 9-1-1. Posteriormente, horrorizada, la madre lanzó el rifle lejos de la casa.

Al sitio llegó la Cruz Roja de Batán y declaró fallecida a la menor.

Oficiales de la Fuerza Pública llegaron a custodiar la escena hasta que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llegó a recolectar indicios y al levantamiento del cuerpo.

La familia era vecina de la comunidad indígena de Palestina. La madre no sabe leer ni escribir.

Alexánder López, tío de los niños, dijo que el padre de ellos está en el hospital porque días atrás lo mordió una serpiente. "Me llamó y me dijo que había muerto la bebé en un accidente",

Alexánder dijo que de inmediato se trasladó a la reserva indígena de Namandi. "Duramos casi 40 minutos en llegar aquí. Es muy triste lo que pasó, el padre está muy afectado por lo sucedido", acotó.

La Policía ubicó el arma y realizó las indagaciones del caso para determinar si la versión de la madre es verídica y determinar el modo de muerte de la niña.

Noticia actualizada a las 3:10 p. m. por el periodista Hugo Solano con datos del corresponsal Alejandro Nerdrick.