Por: Katherine Chaves R. 3 mayo, 2016
En el caso de Matapalo, los lugareños conocían la situación de violencia pero nunca denunciaron hasta que sucedió la matanza. | ARCHIVO
En el caso de Matapalo, los lugareños conocían la situación de violencia pero nunca denunciaron hasta que sucedió la matanza. | ARCHIVO

La niña de cuatro años que sobrevivió a la masacre ocurrida en Matapalo de Santa Cruz, Guanacaste, fue dada de alta del Hospital Nacional de Niños (HNN).

El egreso de la menor fue el viernes pasado, empero, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) lo confirmó hasta este martes.

Ella y una hermana suya de siete meses fueron las únicas sobrevivientes de esa tragedia, ocurrida el 14 de febrero, en la que murieron su mamá, su papá y tres hermanos. El principal sospechoso es el amante de la madre, quien está siendo juzgado en Nicaragua.

La niña tenía lesiones importantes en su cabeza y tórax, por lo que estuvo internada en ese centro médico desde el 16 de febrero, día en el que las autoridades descubrieron el asesinato. Mientras, la bebé solo presentaba un cuadro de deshidratación.

El PANI es ahora el encargado de la pequeña e informó de que la reubicó en un hogar solidario distinto al que está su hermanita, desde el 18 de febrero.

Según el Patronato, la sobreviviente seguirá con la atención de un psicólogo, especialista en trauma.

Además, comunicó que, "por lo delicado de la situación y la confidencialidad solicitada", no se brindarán más detalles del caso.

Tiempo después de ocurrida la matanza, la abuela materna de las niñas pidió su custodia.

Días después, otros dos recursos familiares también solicitaron el cuido de las pequeñas, pero el PANI aseguró que, por el momento, se mantendrán en esos hogares solidarios.

Etiquetado como: