13 febrero, 2015

Ciudad Quesada. El Ministerio de la Familia de Nicaragua, por medio del consulado en Los Chiles, pidió formalmente a la sede local del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), la repatriación “urgente” del hermano de seis meses del niño que fue asesinado a golpes el 2 de febrero en el poblado de La Virgen.

La información la confirmó Fanny Cordero, jefa de prensa del PANI, institución que lo tiene bajo su cuido en una alternativa especial para bebés.

El pedido de repatriación se efectuó el 6 de febrero anterior y está dirigido a Natalia Murillo, encargada de la institución en la sede de Los Chiles.

La misiva fue firmada por Cándida Huete, vicecónsul nicaragüense, pero entregada cuatro días después.

La nota consular pide, además, la valoración médica del niño de apellidos Icabalceta Mendoza, así como dos fotografías para tramitarle el pasaporte, con el fin de sacarlo legalmente de Costa Rica.

Los padres descuentan 2 y 4 meses de prisión. | CARLOS HERNÁNDEZ
Los padres descuentan 2 y 4 meses de prisión. | CARLOS HERNÁNDEZ

Cordero explicó que el PANI seguirá ahora todo un protocolo hasta concretar la repatriación, para lo cual no hay aún una fecha definida.

Los padres biológicos del pequeño descuentan prisión preventiva, ya que figuran como sospechosos de la muerte de su hermano mayor, presuntamente por maltratos y torturas.

En un pronunciamiento público, monseñor José Manuel Garita, obispo de la diócesis de Ciudad Quesada, instó a toda la comunidad, a las autoridades estatales, civiles, sociales yeclesiales, así como a los fieles, a denunciar valientemente cualquier indicio o hecho concreto de agresión “en contra de los niños inocentes e indefensos”.