OIJ investiga el asalto como móvil de crimen

 15 marzo, 2015
La bala le ingresó por el abdomen y le salió por la espalda. El hombre estuvo más de 24 horas en agonía y falleció anoche.
La bala le ingresó por el abdomen y le salió por la espalda. El hombre estuvo más de 24 horas en agonía y falleció anoche.

Un guarda de 68 años, identificado como Eduardo Hernández González , falleció la noche del sábado en el hospital de Guápiles, lugar al que ingresó tras ser baleado por desconocidos en un asalto.

El asalto se dio el viernes a las 6 p. m. en una zona montañosa de dificil acceso en Sarapiquí.

Mauricio Coto, socorrista de la Cruz Roja de Puerto Viejo de Sarapiquí, explicó ese día que la alerta llegó por parte de un finquero, quien informó de que un vecino había sido baleado en un aparente intento de asalto.

Más de dos horas de camino entre ríos tuvieron que recorrer los socorristas desde la represa hidroeléctrica de Coopelesca, para auxiliar al baleado en esa zona de Cubujuquí, distrito de Horquetas.

"En la escena ubicamos a miembros de la Fuerza Pública, quienes manifestaron que el señor fue atacado a balazos", dijo Coto.

En la revisión del paciente los socorristas observaron que tenía una herida de bala en su abodomen la cual salió por su espalda.

Se le trasladó en estado muy delicado al hospital de Guápiles donde, según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), falleció anoche a las 7 p. m.

El hombre cuidaba dos viviendas de las que se robaron motosierras y otros bienes. Según el OIJ, al parecer dos encapuchados lo soprendieron y le dispararon.

El caso está en investigación.