También ingresó al centro médico un varón con varios impactos de bala, pero estable

 28 octubre, 2013

Alba Pastora Nacori Contreras, de 32 años, falleció al ingresar al Hospital San Juan de Dios, esta mañana a eso de las 11:25 a. m. procedente de Sagrada Familia, donde dos sujetos abrieron fuego contra su casa.

Juan Carlos Arias, subdirector de la Fuerza Pública en la región de San José, afirmó que la mujer fallecida estaba identificada por las autoridades como parte de una familia conflictiva de la zona.

Oficiales de la Fuerza Pública custodiaron la escena en la que agentes del OIJ recogieron evidencias.
Oficiales de la Fuerza Pública custodiaron la escena en la que agentes del OIJ recogieron evidencias.

Entre las posibles causas del homicidio Arias dijo que están "los odios y rencillas por actividad criminal".

Al parecer dos sujetos llegaron la mañana de este lunes y amenazaron a los integrantes de esa familia. Les recriminaban por la muerte de un hombre de apellido Lara, ocurrido días atrás en San Sebastián.

Horas después, poco antes de las 11 a. m., los sujetos concretaron las amenazas e hirieron a la mujer en el tórax, abdomen y otras partes del cuerpo. Ella tenía un niño de aproximadamente dos años en sus brazos, el cual cayó tras los disparos, pero salió ileso.

El paramédico Manuel Miranda, de la Cruz Roja, afirmó que la mujer fue atendida luego de que vecinos la sacaron del caserío en brazos hacia el lugar donde llegó la ambulancia. Estaba en paro cardiorespiratorio y pese a las maniobras, falleció.

Otro hombre identificado como Alberto Bautista Sánchez también fue alcanzado por las balas, pero ingresó estable al centro médico con heridas en la clavícula, el hombre izquierdo y otras partes del cuerpo.

La refriega tuvo lugar en este caserío de Sagrada Familia.
La refriega tuvo lugar en este caserío de Sagrada Familia.

Según el subdirector de la Fuerza Pública, a las 11:30 a. m. agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) eran custodiados mientras se recogen indicios en el lugar.

Arias añadió que se trabaja en conjunto con el OIJ para intervenir la zona donde los problemas entre familias son muy graves y se busca prevenir más crímenes a raíz de venganzas.

"Hay antecedentes de años alrededor de esa familia y se brindarán al OIJ todos los datos de los miembros y los domicilios para tomar acciones preventivas" acotó.