Se desconoce por qué conductora de auto doble tracción no frenó a tiempo

 30 noviembre, 2014

Un menor de tres años falleció alrededor de las 5 p. m. de ayer atropellado vehículo doble tracción conducido por una mujer que circulaba dentro del condominio, donde vivía el niño con sus padres.

La unidad 925 de la Cruz Roja de Coronado recibió el aviso por medio del sistema de emergencia 911, pero al llegar, no pudieron hacer nada por el niño, que presentaba múltiples golpes, indicó el vocero de la institución, Alexánder Porras.

El accidente ocurrió dentro del condominio Corobicí, ubicado 100 metros al oeste y 150 al norte del Colegio de Farmacéuticos, en Moravia.

Unidades de la Fuerza Pública, la Policía de Tránsito y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) estuvieron en el sitio para recoger información y proceder a retirar y trasladar el cuerpo del infante a la Medicatura Forense en San Joaquín de Flores.

Impacto. “Al parecer la conductora no vio al niño que se encontraba en la calle, aún se desconocen las razones, pero en apariencia, cuando logró frenar su vehículo, ya era demasiado tarde y el pequeño falleció de inmediato”, comentó Alejandro Siles, subjefe de la Fuerza Pública de Moravia.

Ellos recibieron la alerta sobre el atropello a las 5:35 p. m. y cuando se presentaron al sitio, el chiquito ya había muerto.

El trágico suceso ocurrió cerca de la entrada del condominio Corobicí, en Moravia, donde vive la familia del pequeño fallecido. | DIANA MÉNDEZ
El trágico suceso ocurrió cerca de la entrada del condominio Corobicí, en Moravia, donde vive la familia del pequeño fallecido. | DIANA MÉNDEZ

La identidad de la mujer que manejaba el carro no trascendió, pero se encontraba muy afectada, al igual que los padres del niño, quienes tuvieron que recibir atención médica.

Según versiones de vecinos, la familia tenía poco tiempo de residir en el condominio, por lo que conocían poco sobre ellos.

Los administradores del lugar no dieron declaraciones y, por orden de la Fiscalía, según dijeron, prohibieron el ingreso y la salida del sitio mientras estaban allí las autoridades. Eso provocó el enojo de allegados al pequeño, quienes intentaron forzar los portones de acceso para poder entrar.