Joven indocumentado dijo tener 17 años

Por: Gustavo Fallas M. 7 agosto
El muchacho fue detenido la mañana del domingo cuando, al parecer, trataba de ir hacia la frontera con Nicaragua.
El muchacho fue detenido la mañana del domingo cuando, al parecer, trataba de ir hacia la frontera con Nicaragua.

El sospechoso de asesinar a un comerciante y su mamá el sábado anterior en Laguna de Zarcero, Alajuela, alega ser un menor de edad.

Así lo confirmó el Ministerio Público luego de indagar al joven de nacionalidad nicaragüense, quien fue detenido por la Policía de Fronteras cerca de las 5 a. m. de este domingo en Boca Tapada de San Carlos. Él imputado está indocumentado y dijo tener 17 años.

Debido a que aparenta ser menor de edad, el muchacho fue pasado al Juzgado Penal Juvenil de San Ramón, donde la Fiscalía de Grecia logró que se le dictaran tres meses de detención provisional.

La Ley de Justicia Penal Juvenil establece que, en caso de menores extranjeros imputados, deben aportar los datos que permitan su identificación personal. "De no hacerlo, o si se estima necesario, una oficina técnica practicará la identificación física, utilizando los datos personales, las impresiones digitales y señas particulares. También se podrá recurrir a la identificación por testigos, en la forma prescrita para los reconocimientos, o a otros medios que se consideren útiles", dice la normativa.

Asimismo, la ley ordena que, si en el transcurso del procedimiento se comprueba que la persona a quien se le imputa el delito era mayor de edad en el momento de cometerlo, el Juez Penal Juvenil se declarará incompetente y remitirá los autos a la jurisdicción penal de adultos.

El hecho ocurrió cerca de las 8 a.m. en un casa ubicada al fondo de esta entrada en las cercanía del Rancho Ceci en Laguna de Zarcero.
El hecho ocurrió cerca de las 8 a.m. en un casa ubicada al fondo de esta entrada en las cercanía del Rancho Ceci en Laguna de Zarcero.

Al imputado se le investiga por el crimen de Roberto Rodríguez Chaves, de 33 años; y su mamá, Gladys Chaves Rojas, de 64 años, así como dejar gravemente herido a un hombre de apellido Durán Rojas.

El comerciante murió el propio día de la agresión, mientras que su madre falleció este domingo a las 11:55 p. m. en el hospital México, en La Uruca.

Sin móvil claro

De acuerdo con la información de la Fiscalía, las causas por las cuales el imputado habría acabado con la vida de sus víctimas no están claras. Él trabajaba de manera subcontratada en los apartamentos que era propiedad de los ahora fallecidos.

Una posibilidad que se valora es que se haya tratado del robo de un dinero, pues, según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la casa donde sucedieron los hechos estaba muy desordenada, e incluso faltaría una fuerte suma de dinero en efectivo que tenía Roberto Rodríguez para la compra de un vehículo.

En la recolección de indicios, dentro y fuera de la casa, los especialistas encontraron un martillo, una pala y un cuchillo que se presume fueron los artículos usados por los responsables de la agresión.

El crimen fue descubierto cuando un yerno de Gladys Chaves fue a la vivienda a buscar a Durán y observó por una ventana indicios de sangre. Por esta razón, se devolvió a su casa y le pidió a su esposa que llamara a su madre por teléfono; al ver que ella no contestaba, volvió a la propiedad y la encontró en el suelo, gravemente herida, por lo que dio aviso a los oficiales de Fuerza Pública.

El sábado, en horas de la tarde, las autoridades judiciales allanaron la vivienda donde se estaba quedando el imputado y allí decomisaron tres camisetas, un pantalón y una pantaloneta con aparentes manchas de sangre.

Ese mismo día, la Fuerza Pública también detuvo a otro hombre; sin embargo, quedó en libertad luego de que la Fiscalía corroboró que no tuvo ninguna vinculación con el hecho delictivo.

Etiquetado como: