Ladrones pidieron a esposa del fallecido que lo atendiera, pero huyeron con botín

Por: Carlos Arguedas C. 9 febrero, 2016

Un médico pensionado falleció de un infarto, cuando tres individuos que se introdujeron a la casa con los rostros cubiertos con pasamontañas, lo amenazaron con armas de fuego para que entregara los bienes.

El hecho se presentó el domingo, a las 10 p. m., en la residencia del doctor Octavio Alonso Cruz Sáenz ,de 75 años, la cual se ubicada en Sabana Oeste, en el distrito de Mata Redonda, San José.

Luis Ángel Ávila Espinoza, subdirector a.i. del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), dijo que incluso los delincuentes, al observar que el médico convulsionó, le pidieron a la esposa (quien es farmacéutica) que le suministrara medicamentos y permitieron que ella le hiciera maniobras de resucitación.

“Aparentemente, cuando se da esta situación, se van del lugar con lo que tenían (...); los asusta y abandonan el sitio”, agregó.

Ávila dijo que cuando paramédicos de la Cruz Roja llegaron, ya la víctima había fallecido.

Agente del OIJ revisaron este lunes la vivienda del médico en Sabana Oeste. Según la Policía Judicial los ladrones entraron a la residencia al violentar el portón del garaje. | JORGE ARCE
Agente del OIJ revisaron este lunes la vivienda del médico en Sabana Oeste. Según la Policía Judicial los ladrones entraron a la residencia al violentar el portón del garaje. | JORGE ARCE

Reincidentes. Luego de que sucedió este hecho, la Policía Judicial supo que el sábado anterior, también a eso de las 10 a. m., desconocidos se introdujeron en la vivienda de Cruz Sáenz, de donde robaron joyas y dinero.

Luis Ángel Ávila dijo que no tenían mayores detalles de ese hecho, pues la familia no había interpuesto la denuncia y, debido a la muerte del médico, se decidió dar a las víctimas un tiempo prudencial antes de entrevistarlas.

Según el jefe policial, en el robo del domingo, los ladrones ingresaron de manera violenta tras romper el portón de la cochera. “Tenemos entendido que primero retuvieron a un empleado o una familiar y que fue con ella que entraron al cuarto donde estaba el médico con su esposa. Ellos ya habían tomado algunos bienes, pero querían más”, dijo

Cruz Sáenz era un especialista en enfermedad vascular periférico y empezó a laborar en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en 1972. Antes de jubilarse, en una fecha que no se pudo determinar, trabajaba en el Hospital San Juan de Dios.

Etiquetado como: