Autopsia reveló que la menor tenía lesiones internas por las cuales falleció

 22 junio, 2015

Aguas Zarcas (San Carlos). Las autoridades judiciales detuvieron a una mujer de apellido Vásquez y de 20 años como sospechosa de causar la muerte de su hijastra de 3 años.

La detención fue efectuada por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) este domingo, luego de sepultar a la menor a las 9:30 a. m. en el cementerio de Los Lotes de Aguas Zarcas, San Carlos.

De acuerdo con la versión policial, la niña falleció el jueves y, preliminarmente, se manejaba la versión de una enfermedad. Empero, tras realizarle la autopsia, la Medicatura Forense determinó que la menor era víctima de agresiones. De hecho, hallaron daños internos que le produjeron la muerte.

El OIJ informó de que la mujer, en apariencia, agredía constantemente a la niña.

Leonela Rivas Carmona, de 23 años, madre de la pequeña, comentó que desde hacía cinco meses, la menor vivía con el padre y la madrastra.

“La bisabuela me dijo que se la prestara un día para llevarla de paseo, pero desde hace cinco meses mi expareja no me la quería entregar. Fui a la Policía y al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y no pude hacer nada. Solo me podía comunicar con ella por teléfono y la veía muy poco”, expresó Rivas. La madre agregó que en otra ocasión tuvo que pedir ayuda a la Policía para que el padre le diera a su hija.

La sospechosa, era madrastra de la víctima. Ella fue arrestada al finalizar el entierro de la menor este domingo en San Carlos. | EDGAR CHINCHILLA.
La sospechosa, era madrastra de la víctima. Ella fue arrestada al finalizar el entierro de la menor este domingo en San Carlos. | EDGAR CHINCHILLA.

Los hechos. El día del fallecimiento de la niña, la sospechosa dijo a la Policía que alrededor de las 9:30 p. m. se levantó para ir al baño y al llegar al cuarto de la menor, comenzó a moverla y observó que no reaccionaba, por lo que llamó a la Cruz Roja.

Ella agregó que mientras llegaba la ambulancia, sacó a la niña de la casa y la acostó en una acera. El padre y los vecinos dijeron no haber escuchado nada y agregaron que se dieron cuenta de lo ocurrido cuando la ambulancia llegó al sitio.

El cuerpo de la menor no presentaba lesiones visibles.

“Yo creía que mi hija había muerto porque se enfermó, pero en el entierro escuché a los agentes decirle a la mujer por qué la detenían. Si ella hizo algo malo, espero que se haga justicia. No puedo imaginar lo que pasó mi chiquita”, agregó la madre.

Enferma. Algunos familiares de la madre de la niña dijeron que la pequeña se hallaba indispuesta desde hacía más de ocho días pues no toleraba la lactosa y había ingerido una leche que le provocó malestar estomacal. No obstante, trascendió que un día antes de su muerte, la pequeña fue llevada al Ebáis y allí descartaron que tuviera algún padecimiento.