Hijo de víctima resultó baleado en una pierna semanas atrás, dijo la Policía

Por: Carlos Láscarez S. 26 noviembre, 2013

Montes de Oca. Un oficial de seguridad privada fue asesinado ayer de un balazo en la cabeza por un aparente lío de drogas en el que estuvo involucrado un hijo de la víctima, confirmó la Policía.

El homicidio ocurrió a las 9:30 a.m. en la entrada principal del Condominio Ecológico Andrómeda, situado en San Rafael de Montes de Oca, luego de que varios hombres a bordo de un vehículo pasaron disparando.

El fallecido fue el nicaragüense Sergio José Silva Espinoza, de 42 años, quien llevaba 18 años de cuidar el condominio.

Según el testimonio de lugareños, se escucharon tres disparos, uno de los cuales impactó a Silva, quien murió casi de inmediato.

En el ataque también resultó baleado en la pelvis izquierda el también guarda Emmanuel Salazar Salazar, de 59 años, quien estaba a unos metros de Espinoza.

Fue trasladado en condición delicada hasta el hospital Calderón Guardia por una ambulancia de la de la Cruz Roja de Montes de Oca.

El guarda cayó mortalmente herido a escasos metros de la entrada del Condominio Andrómeda. | JORGE NAVARRO
El guarda cayó mortalmente herido a escasos metros de la entrada del Condominio Andrómeda. | JORGE NAVARRO

Hijo herido en balacera. Juan Carlos Arias, subdirector de la Fuerza Pública de San José aseguró que el hecho al parecer obedeció a un problema y rencillas por drogas.

“La versión del asalto fue descartada. El hijo del ahora fallecido tiene historial con la Policía por venta de drogas. Estuvo involucrado en una balacera ocurrida días atrás donde resultó herido en una pierna”, manifestó Arias.

Tanto el occiso como su hijo habitan cerca del condominio, sin embargo al cierre de edición el hijo no había sido ubicado por la Policía. Se trata de ubicar un vehículo blanco con aros verdes, el cual fue visto huir del lugar.