Policía recogió indicios de fusil AK 47 en el lugar del homicidio

Por: Hugo Solano 26 mayo, 2016
Poco antes de las 3 p. m. el OIJ levantó el cuerpo de la escena que custodiana la Fuerza Pública.
Poco antes de las 3 p. m. el OIJ levantó el cuerpo de la escena que custodiana la Fuerza Pública.

Limón. Un individuo de 26 años, identificado por las autoridades como Davide Yasid Meléndez López, murió este jueves luego de recibir varios disparos por parte de desconocidos cuando estaba cerca de su casa, en el barrio Limoncito de Limón.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en el ataque se usó una subametralladora AK-47. Meléndez no tenía antecedentes policiales.

La Cruz Roja recibió la alerta a las 12:30 p. m. pero cuando la ambulancia llegó al sitio, 50 metros al oeste y 100 al sur de la escuela de Limoncito, Meléndez ya no tenía signos vitales.

El cuerpo quedó boca abajo y fue levantado a eso de las 3 p. m. por agentes judiciales, quienes lo trasladaron al Complejo de Ciencias Forenses, en Heredia.

Según versiones brindadas por testigos a la Fuerza Pública, cuando la víctima vio que unos individuos llegaron a su casa, salió corriendo, pero fue alcanzado por dos hombres en motocicleta que llevaban sus rostros cubiertos, quienes lo acribillaron de varios balazos con un fusil AK-47.

Con armas pesadas. El crimen de Meléndez dejó en evidencia la portación de armas gruesas por parte de grupos de delincuentes.

Este martes, varios sujetos que viajaban en un vehículo por barrio La Colina de Limón usaron una AK-47 para dispararle a los ocupantes de un pick-up.

Producto de los balazos, el conductor, de apellido Casanova, de 31 años, fue herido en sus piernas, mientras un segundo ocupante, cuya identidad no se conoció, resultó ileso a la ráfaga.

La mayoría de los impactos que recibió el vehículo eran visibles al frente y en las puertas laterales de la izquierda.

En el cajón del doble tracción, oficiales de la Fuerza Pública de Limón localizaron un estañón lleno de combustible.

Etiquetado como: