Por: Carlos Arguedas C. 22 enero, 2014

El Juzgado Penal de Heredia elevó a juicio el proceso contra dos jóvenes que son sospechosos del asesinato del coreógrafo, José Andrés Murillo Arroyo.

El cuerpo de José Andrés Murillo apareció en este carro. | ARCHIVO LN
El cuerpo de José Andrés Murillo apareció en este carro. | ARCHIVO LN

La decisión la tomó el Juzgado, el lunes, a las 9 p. m., luego de una audiencia preliminar, en donde fracasó un intento para que los imputados aceptaran el delito y se sometieran a un proceso abreviado.

Alfonso Ruiz, abogado de la familia del fallecido, dijo que inicialmente estaban anuentes a que los implicados recibieran una pena menor, pero agregó que en el juicio “pelearán” porque se les condene con el máximo castigo (35 años).

Ruiz informó de la Fiscalía pidió, durante la audiencia, ayuda para localizar a César Augusto Sanarrusia Ruiz, un guarda de seguridad, quien alertó sobre el crimen.

“Este testigo tenía domicilio fijo y teléfono celular, pero ahora no aparece y es fundamental su testimonio durante el juicio. Creemos que se fue para Nicaragua pero necesitamos contactarlo”, afirmó.

En este homicidio, ocurrido el 12 de febrero del 2013, en Barreal de Heredia, figuran como imputados dos primos, de 20 y 25 años, de apellido Alfaro.