Fiscalía apeló la disposición pues estima que sospechoso debe estar en prisión preventiva

Por: Carlos Arguedas C. 16 agosto, 2016

El Juzgado Penal de Heredia dejó en libertad a un hombre detenido el pasado viernes 12 de agosto como sospechoso de matar a su esposa y una hijastra de 16 años, para cobrar una póliza de vida y apropiarse de los bienes muebles e inmuebles.

La medida la adoptó el sábado anterior el juzgado y fue confirmada este martes por la oficina de prensa del Ministerio Público. Por su parte, la Fiscalía Adjunta de Heredia presentó una apelación a esa disposición, pues considera que, por la gravedad de los hechos atribuidos, el imputado debería estar en prisión preventiva.

Este caso tiene relación con el asesinato de Angelita Vega Ocampo, de 41 años –quien había dado a luz a un bebé seis meses antes de su muerte– y a la hija de ella, Melany Paniagua, de 16 años. Los homicidios ocurrieron la noche del 11 de agosto del 2014 en una vivienda ubicada en Mercedes Norte de Heredia. Ellas murieron asfixiadas, pues les taparon la boca con cinta adhesiva.

En la misma vivienda donde ocurrió el crimen el 11 de agosto del 2014, fue detenido dos años después Núñez Mussio. | Osvaldo Quesada/Archivo
En la misma vivienda donde ocurrió el crimen el 11 de agosto del 2014, fue detenido dos años después Núñez Mussio. | Osvaldo Quesada/Archivo

En aquel momento, el sospechoso, de apellidos Núñez Mussio, de 49 años, alegó que él y las fallecidas habían sufrido un asalto y que llamó a la Policía en cuanto pudo quitarse las amarras.

El viernes anterior, agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Heredia, detuvieron al esposo y padrastro de las fallecidas en la misma comunidad donde ocurrieron los homicidios.

Wálter Espinoza Espinoza, director del OIJ, dijo luego del arresto que en primera instancia, las autoridades manejaron la hipótesis de que se había tratado de un asalto a esa casa, dado de que Núñez también había sido amordazado con la cinta. Empero, después de las indagaciones, la Policía Judicial determinó que Núñez fue el autor intelectual del homicidio.

"El OIJ analizó esa versión, compiló pruebas alrededor de la casa y logró desbaratar lo dicho por el imputado y compilar datos que permiten, de manera efectiva, señalar que la persona responsable de los homicidios es Núñez", detalló el viernes Wálter Espinoza.

Las autoridades sospechan de que el imputado –con la colaboración de otra persona que no está identificada– cometió el hecho. Como móvil de los homicidios está el cobró de la póliza de vida cuyo monto no se dio a conocer y que los bienes, una lujosa casa y dos placas de taxi –que eran propiedad de la mujer– pasaron a poder del hombre.