23 enero, 2015

El cuerpo estaba tapado con unas hojas de plátano. | ARCHIVO
El cuerpo estaba tapado con unas hojas de plátano. | ARCHIVO

Corredores. Un joven de apellido Ramírez fue detenido ayer por el homicidio de un anciano, quien lo había criado como si fuera su hijo, según la Policía.

El 16 de enero anterior, un vecino encontró el cuerpo de Ananías Robles, de 83 años, en una quebrada en Las Trenzas de Golfito, zona sur del país.

El hombre falleció a causa de fuertes golpes en la cabeza.

El sospechoso, de quien las autoridades no informó su edad, fue ubicado y apresado en el sector de Paso Canoas, cuando, al parecer, planeaba tomar un autobús hacia Panamá, donde residen familiares.

Según las pesquisas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Ramírez era como un hijo para el adulto mayor y su esposa, quienes se hicieron cargo de él por varios años.

Aunque ya no vivía con ellos, el joven llegaba frecuentemente a visitarlos.

Dinero sería la causa. La Policía Judicial considera que Ramírez mató a Robles con el fin de robarle. Al momento de su detención, el muchacho andaba ¢400.000 en sus bolsillos.

El día del homicidio, el anciano llevaba cerca de medio millón de colones en la bolsa de su pantalón, pero luego el dinero no apareció.

Aparentemente, el joven había esperado a que el adulto mayor se acercara a una quebrada que está muy cerca de su casa, donde lo atacó, golpeándolo con un tubo.

El objeto que se presume fue usado como arma homicida, fue encontrado por los agentes del OIJ de Corredores durante la inspección al sitio.

El cuerpo de Robles fue hallado por un profesor, quien daba una caminata con su perro.

El can detectó el olor del cadáver, el cual estaba cubierto con unas hojas de plátano.

Un vecino le comentó a las autoridades que, desde días atrás, el anciano buscaba que alguien le guardara la plata.

Los lugareños comentaron que, casualmente, desde esa fecha no han vuelto a ver al muchacho por la zona.

Etiquetado como: