12 septiembre, 2016
Las autoridades encontraron el cuerpo del fallecido boca abajo en el patio de una casa.
Las autoridades encontraron el cuerpo del fallecido boca abajo en el patio de una casa.

Guatuso

Un menor de 17 años habría asesinado de varias puñaldas a un joven de 24 años porque, aparantemente, le decía piropos a su novia.

El crimen ocurrió a eso de las 8 p. m. de este domingo en San Miguel de Guatuso, Alajuela.

El fallecido fue identificado como Carlos Manuel Escoto Romero, de nacionalidad nicaragüense.

"Nos informan de una persona herida de arma blanca, nos desplazamos al lugar y al llegar al sitio encontramos a un joven ya sin signos de vida", explicó el cruzrojista Gerardo Chinchilla.

Al parecer, el joven de 17 años fue a buscar a Escoto a la casa para reclamarle por haberle dicho piropos a su novia, se dio una discusión y lo apuñaló en el pecho.

Tras el hecho, permaneció en la escena y esperó la llegada de las autoridades para entregarse.

Vecinos de la comunidad manifestaron que el joven estaba molesto con Escoto desde días atrás por lo que le decía a su pareja.

Según trascendió, ambos trabajaban en una finca piñera de la zona.

El menor también es de nacionalidad nicaragüense y se había juntado con su pareja recientemente.

El cuerpo de Escoto fue levantado por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) pasadas las 11:00 p. m. y enviado a Medicatura Forense.

En la escena del crimen, los oficiales hallaron un cuchillo de cocina, el cual habría sido utilizado para el ataque.

El sospechoso del crimen permanece detenido a la orden de la Fiscalía de Guatuso.

En horas de la tarde de este lunes inició la audiencia en el Juzgado Penal de Upala para determinar si se le imponen medidas cautelares al agresor.

La Policía Judicial informó de que investiga el homicidio para determinar con exactitud lo sucedido y las razones que lo motivaron.