Por: Katherine Chaves R. 14 noviembre, 2016
La Fuerza Pública custodiaba a las 5 p. m. el Audi, a la espera de agentes del OIJ.
La Fuerza Pública custodiaba a las 5 p. m. el Audi, a la espera de agentes del OIJ.

El joven que fue asesinado este domingo en San Rafael Abajo de Desamparados, había sido condenado por estafa en el 2015, según confirmó el Ministerio Público y el Poder Judicial.

Se trata de William Josué Segura Barquero, de 27 años, quien fue acribillado a balazos mientras conducía un auto marca Audi, modelo Q7. El hombre presentaba, al menos, ocho impactos de bala.

La Fiscalía Adjunta de Fraudes informó de que la causa fue abierta en el 2014, bajo el expediente 13-1747-283-PE. Este proceso fue acusado en marzo del 2015 por el delito de estafa y enviado al Juzgado Penal con solicitud de apertura de juicio.

Segura se sometió a un proceso abreviado; es decir, aceptó los cargos acusados. Posteriormente, el Tribunal Penal de San José le dictó una pena menor a tres años, por lo cual se le otorgó el beneficio de ejecución condicional de la pena.

Se intentó conocer más detalles de ese caso, como la condena impuesta y la fecha exacta en la que se dictó; sin embargo, la Fiscalía y el Poder Judicial indicaron, por medio de sus oficinas de prensa, no tener el expediente respectivo.

Además de esta causa, Segura también afrontaba otro proceso por el mismo delito, bajo el expediente 14-1833-283-PE. La Fiscalía señaló que este fue acusado en octubre anterior, por lo que se le pidió al Juzgado Penal que lo elevara a juicio.

Según indicó la oficina de prensa del Poder Judicial, el 2 de mayo del 2017 se realizaría la audiencia preliminar, en la cual se definiría si el caso iba o no a debate.

Posible nexo. Lejos de estos procesos judiciales, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó que indaga si existe algún nexo entre el asesinato de Segura y el hallazgo de una avioneta narco ocurrido en octubre en Puntarenas.

Las sospechas se dan porque la víctima mortal fue identificada como William Segura Barquero, de 27 años, quien es hijo del presidente de la sociedad dueña de esa aeronave, matrícula TI-ANT. La asociación es Alasia Sociedad Anónima.

La avioneta fue encontrada la tarde del 9 de octubre anterior en una finca privada en Pochote, Paquera. Según confirmaron las autoridades en ese momento, la unidad canina dio positivo en rastros de cocaína en su interior y encontraron rastros de sangre.

Asimismo, horas después del hallazgo, fue hallada una fosa a unos 50 metros de donde quedó la aeronave, pero no se localizó ningún tipo de droga.

Después del hecho, circularon versiones que indicaban que Segura y su padre era pilotos; no obstante, al cierre de edición, la Dirección General de Aviación Civil no respondió a la consulta.

Etiquetado como: