Fallecido fue sentenciado a 8 años de prisión por crimen de colegial en 2008

Por: Carlos Láscarez S. 27 mayo, 2015
Agentes de Recolección de Indicios del OIJ ubicaron varios casquillos de pistola en la escena. | ALBERT MARÍN
Agentes de Recolección de Indicios del OIJ ubicaron varios casquillos de pistola en la escena. | ALBERT MARÍN

Frente a su novia y su hija de un mes y 20 días, dos pistoleros en motocicleta asesinaron ayer a un joven conductor, de al menos dos balazos en la cabeza y el cuello, confirmó el OIJ.

El crimen ocurrió a las 3:45 p. m., 50 metros al este del bar Mi Taberna, sobre la vía que comunica San Juan de Tibás con Santo Domingo de Heredia.

El fallecido fue identificado por la Policía Judicial como Jordy Jesús Barboza Salgado, de 21 años, quien se desplazaba en un un automóvil Toyota Yaris 2008, propiedad de su madre.

Este habitaba en Tibás centro y era hermanastro del músico y animador de televisión y radio, René Barboza Chaves, quien manifestó que la víctima era hermano por parte de padre y se mostró dolido por el suceso, aunque dijo que la relación con Jordy Jesús era muy distante.

“Me uno al dolor de mi papá”, dijo Barboza vía telefónica.

En el asiento trasero del vehículo, viajaba la novia del ahora fallecido, cuya identidad no trascendió, y la pequeña Valeska, quien iba en silla especial.

Agentes de Recolección de Indicios del OIJ ubicaron varios casquillos de pistola en la escena. | ALBERT MARÍN
Agentes de Recolección de Indicios del OIJ ubicaron varios casquillos de pistola en la escena. | ALBERT MARÍN

El OIJ confirmó que la víctima había sido investigada por el delito de amenazas agravadas.

Leonardo Trejos Céspedes, jefe de la Fuerza Pública de Tibás, manifestó que la alerta del hecho ingresó por medio del Sistema de Emergencias 9-1-1, la cual indicaba que había habido varios disparos cerca del negocio.

“Al llegar, confirmamos que el conductor del automóvil presentaba varias heridas de arma de fuego. También que una motocicleta fue la que participó en los hechos”, detalló Trejos.

Según testigos, quienes pidieron el anonimato, los gatilleros escaparon en una motocicleta roja con negro, por lo que hubo un amplio despliegue de búsqueda por parte de oficiales del Grupo de Apoyo Operacional (GAO) en León XIII, Tibás centro y las diferentes vías hacia Heredia.

El paramédico Osvaldo Hernández Loaiza, de la Cruz Roja de León XIII, confirmó que el paciente presentaba varios balazos en la cabeza y el cuello, y que ya no tenía signos vitales.

Abrazó a novio. Mariángel Herrera, hija del propietario del bar Mi Taberna, comentó que se escucharon siete detonaciones y, que en ese momento, había una considerable presa de carros.

“Nunca había visto algo así. La joven se bajó y abrazó al muchacho herido. Dentro del carro, había una silla con una bebé. Le quedó toda la ropa ensangrentada”, relató Herrera asombrada.

Una vez herido, el automóvil que conducía Barboza avanzó al menos 15 metros, hasta que se detuvo en el carril izquierdo. La ventana del chofer quedó destrozada por los balazos percutidos desde corta distancia.

Condenado por crimen. Anoche a las 7:40 p.m., Roxana Rojas Pacheco, madre de Josué Andrés Rojas Morales , asesinado de un balazo en el abdomen para robarle un celular y una billetera, el 8 abril del 2008, confirmó vía telefónica que el conductor asesinado es el mismo que fue condenado a ocho años de cárcel por el crimen de su único hijo.

“Fue una injusticia, que como víctima, no me permitieran conocer dónde estaban los sentenciados. Supe por otras referencias, que en la cárcel ese muchacho tuvo problemas”, dijo Rojas.

“Tengo muchos sentimientos encontrados en este momento. No me alegro por lo ocurrido, pero todo acto tiene consecuencias y, tarde o temprano, se paga. En aquella época se le condenó a ocho años de prisión, pero solo descontó cuatro, ya que solicitó libertad condicional”, agregó.

Comentó que le indignó la justicia de Costa Rica en ese momento, ya que Barboza, conocido como Gallito, fue sentenciado como menor, aunque su hijo también lo era, ya que tenía 17 años.

Por el crimen de Josué Andrés Rojas, también fue condenado a 30 años de prisión Alejandro González Canet, por los delitos de homicidio calificado y robo agravado. También se le impuso un año más por un delito de lesiones leves contra Franklin Rojas Garita, hecho perpetrado el 9 de febrero del 2008 en La Florida, Tibás.

Josué era estudiante del Valley High School, hablaba inglés y soñaba con estudiar Ingeniería Informática. Colaboró el periodista Hugo Solano