Policía sospecha que crimen fue por una venganza, pero continúa indagando

 10 marzo, 2014

Agentes judiciales realizaron el levantamiento del cuerpo de Eduardo Antonio Santamaría Cortés, de 19 años, el sábado hacia las 7:20 p. m., para llevarlo a la Morgue Judicial para la autopsia respectiva. | RAÚL CASCANTE.
Agentes judiciales realizaron el levantamiento del cuerpo de Eduardo Antonio Santamaría Cortés, de 19 años, el sábado hacia las 7:20 p. m., para llevarlo a la Morgue Judicial para la autopsia respectiva. | RAÚL CASCANTE.

Limón. Un joven de 19 años apareció acribillado dentro de un lote baldío cerca de la carretera que va hacia Cahuita, un kilómetro y medio después de la entrada a Bananito de Limón.

El hallazgo se produjo el sábado hacia las 2 p. m. cuando una persona que se dirigía a pescar en una laguna en Bananito observó el cuerpo en el lote y avisó a las autoridades.

Agentes de la Fuerza Pública y de la sede del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Limón se trasladaron al sitio para indagar el caso.

Allí, identificaron al fallecido como Eduardo Antonio Santamaría Cortés.

Junto al muerto había una gorra y un par de sandalias, dijo Eladio Cordero, de la Fuerza Pública, quien el sábado añadió que esperan detener a los responsables del crimen en las próximas horas.

Cuando los agentes judiciales realizaron la inspección de la escena, determinaron que Santamaría tenía, al menos, siete impactos de bala en el cuerpo: glúteo, brazo derecho, mejilla, tórax, pelvis, espalda y muslo.

La víctima era vecina de la localidad de Pueblo Nuevo, Limón, y se le conocía como Chino. No obstante, el OIJ mencionó que era un habitual de la zona, pues siempre se le observaba por distintos sectores de la provincia.

Por ahora, se desconoce el móvil del homicidio, pero se sospecha que habría sido una venganza. Las autoridades trabajan para identificar a los responsables del asesinato.

El cuerpo de Santamaría fue levantado hacia las 7:20 p. m. y llevado a la Morgue Judicial, en San Joaquín de Flores (Heredia), para que se le realice la respectiva autopsia.

Algunos vecinos de sitios cercanos al lugar del hallazgo, dijeron que el viernes hacia las 9 p. m. escucharon unas detonaciones.

Sin embargo, los lugareños no le tomaron importancia a esos ruidos que los despertaron.

Un reportaje de La Nación , publicado hoy, menciona que la provincia caribeña tiene tasas de homicidios altas y no merman.

Por ejemplo, durante el 2013 esa tasa fue de 24 muertes por cada 100.000 habitantes, con un total de 102 crímenes.

Un año antes, ese indicador era de 22. A nivel general, en todo el país la tasa de asesinatos es de 8 por cada 100.000 habitantes.

Etiquetado como: