Supuesto agresor también causó daños al inmueble y a los equipos electrónicos

 6 enero, 2014

Un jardinero de un centro geriátrico ubicado en Rohmoser, Pavas, San José, enfurecido porque lo despidieron de su puesto agredió a 16 pacientes del lugar y provocó destrozos en las instalaciones y el equipo electrónico.

Así lo confirmó la oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) ayer en la mañana.

El agresor es un hombre de apellidos Acevedo Grijalba, de 22 años, según las autoridades.

De acuerdo con el informe, el ataque ocurrió hacia las 5 a. m. de este domingo, cuando el sospechoso ingresó a las instalaciones tras saltar una tapia.

El médico del centro, de apellido Guerra, al fondo, no se refirió a los hechos. Aclaró que los adultos estaban con buena salud . | ALEXANDER CARAVACA
El médico del centro, de apellido Guerra, al fondo, no se refirió a los hechos. Aclaró que los adultos estaban con buena salud . | ALEXANDER CARAVACA

Según el OIJ, Acevedo primero amenazó a dos empleadas del recinto geriátrico, a quienes minutos después amordazó y amarró.

De acuerdo con el informe policial, una de las empleadas sufrió un ultraje sexual.

Además, según la Policía , Acevedo agredió con sus manos y pies al menos a 16 adultos mayores alojados en el recinto.

Pese a que las víctimas requirieron atención médica, el OIJ aclaró que el estado de salud no era delicado.

Destrozos Tras golpear a los ancianos, el sujeto comenzó a causar destrozos en uno de los salones.

Según la Policía Judicial , Acevedo rompió pantallas planas, equipos electrónicos y otros objetos que encontró a su paso.

Al parecer, el jardinero intentó robar dinero en efectivo y celulares que se encontraban en el lugar, sin embargo en el momento de retirarse tanto los celulares como el dinero quedaron botados.

Luego de que el hombre se retiró del lugar una de las empleadas logró soltar sus amarras y de inmediato dio aviso a las autoridades.

Edgar García, encargado de la seguridad del barrio en el cual se encuentra el geriátrico dijo que ninguno de sus empleados escuchó ruidos en el centro y que tampoco observaron salir al sospechoso.

Despido. El Organismo de Investigación Judicial confirmó que Acevedo trabajaba como jardinero en el lugar y días atrás había sido despedido. No se conocen las causas.

Un médico de apellido Guerra, encargado del geriátrico, declinó referirse a los hechos.

Aclaró que los adultos mayores se encontraban en buen estado.

El pasado 3 de enero Acevedo fue detenido por la Fuerza Pública tras haber agredido a su pareja sentimental dentro de una casa en Pavas, informó el OIJ.

Hasta ayer las autoridades no tenían indicios sobre el paradero del sospechoso.

Etiquetado como: