Por: Carlos Láscarez S. 29 septiembre, 2016
Los agentes del OIJ recabaron en Curridabat todos los indicios para tratar de dar con los homicidas.
Los agentes del OIJ recabaron en Curridabat todos los indicios para tratar de dar con los homicidas.

El cuerpo de un jamaiquino identificado como Rohan Robert, de 27 años, apareció ayer dentro de una maleta de viaje, atado de manos y con una bolsa plástica en la cabeza, confirmó una fuente judicial.

El hallazgo ocurrió a eso de las 4:40 p. m. dentro de una vivienda que alquilaba, situada 300 metros al este de Multiplaza del Este, sobre la vía principal que comunica a Curridabat.

Se conoció que Robert habitaba en ese inmueble desde hace dos meses junto a, por lo menos, cuatro coterráneos.

Érick Calderón, subdirector regional de la Fuerza Pública de San José, manifestó que fueron alertados por parte de la dueña de la casa, a quien le informaron de que había un cuerpo dentro.

“Se hace la revisión junto a ella y se verifica que uno de los inquilinos estaba muerto. Pareciera que fue por medio de asfixia, versión que investiga la Policía Judicial”, dijo Calderón.

La fuente judicial indicó que, en una primera revisión, no se hallaron armas y que apareció en medio de una entresala. Trascendió que la casa estaba algo desordenada. Ningún vecino se refirió a los ocupantes.

Ultimado de balazo. También a las 5:20 p. m., en la ciudadela Manolo Rodríguez, en Colima de Tibás, asesinaron de un balazo en la cabeza a Ricardo José Díaz Marchena, de 27 años, quien estaba fuera de su casa lavando un automóvil Toyota Yaris 2016. Como sospechoso del crimen figura un hombre que, al parecer, escapó a pie hacia un precario.

El fallecido en Tibás había sido investigado por la Policía y tenía antecedentes. El homicida está en fuga.
El fallecido en Tibás había sido investigado por la Policía y tenía antecedentes. El homicida está en fuga.

A las 6:25 p. m., 500 metros al oeste del basurero municipal de La Cruz, Guanacaste, apareció quemado dentro de un vehículo en llamas el cuerpo de un hombre identificado como Adolfo Meléndez, de 45 años, conocido como Chumbulum. No trascendió el modelo del carro debido a que quedó calcinado.