Joven de 22 años recibió siete balazos la noche del jueves

Por: Hugo Solano 16 septiembre, 2016

Un hombre con antecedentes policiales murió de siete balazos que le propinaron a las 10:10 p. m. de este jueves en Granadilla Norte de Curridabat, en San José.

En ese distrito tenía apenas cuatro meses de residir, luego de haberse mudado de Pavas.

La víctima, identificada como Josep Moisés Santamaría Fournier, de 22 años, se encontraba en vía pública departiendo con varias personas cuando un individuo armado se bajó de un vehículo y, sin mediar palabra, sacó un arma de fuego y comenzó a dispararle.

Santamaría trató de escapar para buscar algún refugio, pero el agresor lo alcanzó, le lanzó una patada y cuando la víctima cayó al suelo recibió varios disparos en distintas partes del cuerpo.

El fallecido tenía antecedentes policiales por homicidio, tentativa de homicidio y portación ilegal de arma de fuego.

Posteriormente, el atacante huyó en el mismo vehículo en donde se transportaba, el cual lo esperaba a unos 25 metros.

Los agentes del OIJ de San José investigan el homicidio en Curridabat, así como la tentativa de asesinato en barrio Cuba ocurridos la noche del jueves.
Los agentes del OIJ de San José investigan el homicidio en Curridabat, así como la tentativa de asesinato en barrio Cuba ocurridos la noche del jueves.

Los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizaron el levantamiento del cuerpo la madrugada de este viernes y lo trasladaron a la Morgue Judicial para realizar la autopsia.

Cerca de la víctima, personal del OIJ recolectó varios casquillos, un cargador de pistola sin municiones y otros indicios importantes para la investigación.

El fallecido era soltero y padre de dos niñas.

La Sección de Homicidios del OIJ tratará de identificar a los homicidas.

Taxista sobrevivió a balazo en el pecho. En otro hecho violento, un taxista de 30 años, de apellidos Bonilla Huertas, fue herido la madrugada de este viernes en barrio Cuba, San José.

Según las investigaciones del OIJ, el sospechoso le pidió al taxista formal que lo trasladara a Los Guido, en Desamparados; sin embargo, al llegar al lugar, el sujeto le indicó que mejor lo llevara a barrio Cuba.

Cuando Bonilla se acercaba al sitio le dijo al presunto agresor que el taxímetro ya marcaba ¢16.000, pero que le diera ¢8.000.

Por causas que se investigan, el sospechoso sacó un arma de fuego y le disparó a Bonilla, impactándolo en el pecho.

A como pudo, el taxista salió del automóvil para solicitar ayuda en una gasolinera que se encontraba cerca.

Trabajadores de ese sitio llamaron a la Cruz Roja, cuyos socorristas atendieron al taxista y lo trasladaron al Hospital San Juan de Dios, en donde se recupera.

El taxista tiene antecendentes policiales por violación, venta de droga y crimen organizado.

Agentes judiciales de la Sección de Inspecciones Oculares y Recolección de Indicios (SIORI) se hicieron cargo de la escena y encontraron una bala deformada y otros elementos que se aportarán para la investigación.

La causa será enviada a la Sección de Delitos contra la Vida, Tráfico y Trata de Personas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), para que continúen con la recolección de indicios y para tratar de dar con el agresor.

El director del OIJ, Wálter Espinoza, expresó que en este caso se tienen pistas del sospechoso y podría caer en las próximas horas.