Agentes del Grupo de Apoyo Operacional lo detuvieron tras persecución este miércoles en Desamparados

 11 junio, 2014

Un sujeto de apellidos Arias Vargas, de 44 años, fue detenido a las 4:30 p. m. de este miércoles por oficiales del Grupo de Apoyo Operacional (GAO), de la Fuerza Pública, ya que tenía pendiente una condena de 20 años por varios "bajonazos" a conductores para robarles el vehículo.

De acuerdo con German Acosta, jefe del GAO, ayer agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) les alertaron de que Arias se desempeñaba como taxista formal en el centro de Desamparados, razón por la cual montaron un operativo y esta tarde lo ubicaron en ese cantón josefino cuando buscaba clientes para transportarlos.

Acosta afirmó que al hacerle la señal de alto, cuando conducía el taxi marca Hyundai Accent, el sujeto aceleró y trató de fugarse incluso irrespetando varios luces de semáforos en rojo.

Arias era uno de los reos rebeldes más buscados por las autoridades. Pese a la condena de 20 años de prisión, era taxista formal, lo que ponía en riesgo a sus clientes.
Arias era uno de los reos rebeldes más buscados por las autoridades. Pese a la condena de 20 años de prisión, era taxista formal, lo que ponía en riesgo a sus clientes.

Pese a ello, los motorizados lo alcanzaron en Calle Fallas y, al verse acorralado, tiró el carro contra un oficial, el cual por poco resulta herido.

Ante esta conducta se le acusó de resistencia agravada contra la autoridad, por lo que quedó en el Tribunal de Flagrancia donde será juzgado por este delito y luego deberá descontar la pena pendiente.

Según Acosta, al sujeto se le atribuyen varios delitos de robo con violencia sobre las personas, que incluyen varios "bajonazos".

El taxi que conducía Arias fue entregado al dueño registral, ya que tenía todos los documentos en regla.