Guarda asesinado estaba desaparecido desde el lunes

 24 junio, 2015
Notar la tierra removida en la pista de motocross de Quebrada Seca ayudó a Wilson Chacón, vecino de Garabito, a dar con los restos de su padre, enterrado en ese lugar.
Notar la tierra removida en la pista de motocross de Quebrada Seca ayudó a Wilson Chacón, vecino de Garabito, a dar con los restos de su padre, enterrado en ese lugar.

El cuerpo de Sergio Chacón Artavia, guarda de seguridad privada, de 63 años, fue ubicado al mediodía de este miércoles por su propio hijo, Wilson Chacón.

El señor estaba desaparecido desde el lunes a las 7 p. m. cuando se dirigía a su trabajo. Los restos estaban en el cantón de Garabito, Puntarenas, enterrados y cubiertos por unas hojas en la pista de motocross recientemente inaugurada en el sector de Quebrada Seca.

“El lunes salió como de costumbre hacia su trabajo. No sabía a qué lugar tendría que ir. Fue ayer (martes) en la mañana que la jefa de él nos llamó diciéndonos que no se había presentado a trabajar. Hoy miércoles en la mañana pusimos la denuncia ante el OIJ y nos reunimos en familia para iniciar la búsqueda", dijo Chacón.

Añadió que su padre acostumbraba salir de la casa y, para acortar el camino, pasaba por un sector de la pista de motos. Por eso, el primer lugar donde buscaron fue ahí.

"Poco antes de las 11 de la mañana lo hallamos. Vimos una parte de tierra removida y con un palo escarbamos. Ahí observamos un brazo y supimos que era él. Avisamos a la policía y no sabemos nada más”, acotó Wilson Chacón.

La pista de motocross está ubicada frente al cementerio de Jacó, y fue hasta las 4 p. m. que los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) realizaron el levantamiento del cuerpo.

“No sabemos quién le pudo hacer este mal a don Sergio. No sabemos cómo murió, pero suponemos que fueron por lo menos dos sujetos, para matarlo y luego cavar para enterrarlo”, señaló José Gerardo Céspedes Espinoza, sobrino político de Chacón.

La Fuerza Pública custodió la escena y los agentes del OIJ recolectaron indicios que permitan dar con los responsables de quitarle la vida al guarda, oriundo de Jacó y residente hace muchos años en la comunidad de Quebrada Seca.

Familiares de Chacón señalaron que sus restos serán sepultados en Jacó.