Por: Katherine Chaves R., Gustavo Fallas M. 17 febrero, 2016

"Me duele por el gringo y los chiquitos (...) Es la hermana de uno, pero ella misma buscó lo que le pasó".

De esa forma, Gabriel Durán Guerra, hermano de la mujer asesinada junto a su familia en Matapalo (Guanacaste), aseguró que lo que más le duele de esta tragedia es haber perdido a sus sobrinos y cuñado.

En la parte trasera de la casa, había un área de juegos para los niños.
En la parte trasera de la casa, había un área de juegos para los niños.

La masacre ocurrió el domingo en la casa de la familia, cuando, en apariencia, el nicaragüense Adrián Salmerón Silva asesinó a machetazos a su amante, Yeimmy Jéssica Durán Guerra; al esposo de ella (Dirrk Beauchamp), de nacionalidad estadounidense, y a tres hijos de la pareja, de 12, 8 y 6 años.

Los cuerpos de los cinco miembros fueron hallados el martes a las 9:24 a. m.; es decir, 48 horas después del crimen. Fueron encontrados por un funcionario de la Caja Costarricense del Seguro Social, quien llegó a verificar que los niños tuvieran las vacunas al día.

El amante aún se encuentra en fuga; las autoridades presumen que huyó a su país natal.

Historia. Según contó el hermano a este diario, la mujer era trabajadora del sexo en el Hotel El Rey, en San José centro, años atrás.

Detalló que en ese sitio fue donde se conocieron el estadounidense y su hermana.

El familiar agregó que hace 10 años aproximadamente ellos se casaron y vivieron, por un tiempo, en Grecia, Alajuela. Luego, se mudaron a la casa en Matapalo, donde fueron asesinados.

El hermano recordó que hace dos años Durán conoció al nicaragüense. "Ellos se conocieron porque un hermano nuestro era cuñado de él (Salmerón)", apuntó.

Cuando ellos comenzaron con la relación extramarital, la familia de la mujer le aconsejaba que lo dejara, ya que "él nunca nos dio buenas vibras", narró el familiar.

Expresó que Salmerón consumía cocaína y "por eso creemos que los mató".

Honras fúnebres. El hermano comentó que el estadounidense no tiene más familia en Costa Rica, pero, agregó, desconoce si en Estados Unidos le sobrevivirán parientes.

Hasta el momento, ellos pretenden realizarles las honras fúnebres a los papás y a los niños en San José.

Asimismo, el hermano detalló que él se dedicará a cuidar la vivienda donde asesinaron a los niños y los adultos. "Más adelante, lo que haremos es alquilarla", dijo.

Etiquetado como: