Mamá del menor pidió recibir visitas de bebé en la cárcel

Por: Patricia Recio 17 marzo, 2015

El hermanito del niño asesinado presuntamente a manos de sus padres en Los Chiles, Alajuela, no será repatriado a Nicaragua por ahora, confirmó el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Fanny Cordero, vocera de la institución, explicó que dependen del proceso penal que enfrenta la mamá del menor, así como de la propia investigación administrativa que realiza el Patronato en torno a este caso.

Mientras tanto, el pequeño permanece en una organización no gubernamental, dedicada al cuido de bebés.

Además, la mamá del bebé de siete meses, una menor de edad de apellido Mendoza, pidió visitas del niño por medio de su representante legal. Es decir, que le lleven al niño al centro de formación Zurquí, en Santo Domingo de Heredia, donde descuenta prisión preventiva.

Esto implica una valoración psicosocial más delicada, explicó Cordero.

Por lo complejo del caso, el PANI decidió trasladar el expediente a San José para tener acceso al proceso.

La madre y el padrastro del niño fallecido están cumpliendo dos y cuatro meses de prisión preventiva, respectivamente. | CARLOS HERNÁNDEZ
La madre y el padrastro del niño fallecido están cumpliendo dos y cuatro meses de prisión preventiva, respectivamente. | CARLOS HERNÁNDEZ

El gobierno de Nicaragua solicitó la repatriación el pasado 6 de febrero, apenas cuatro días después del fallecimiento del niño de dos años y casi al mismo tiempo en que fue trasladado su cuerpo para ser sepultado en suelo nicaragüense.

Ambos padres del bebé de siete meses, descuentan dos meses (la madre) y seis meses (el padre) como sospechosos de homicidio calificado en contra del hijo de la joven, quien falleció tras recibir múltiples agresiones y torturas, según dictaminó la Medicatura Forense.