5 vecinos buscaron hombre en su casa y avisaron a la Policía de lo que encontraron

Por: David Delgado C. 15 septiembre, 2014

Este es el cráneo, partido a la mitad, que apareció dentro de la finca y alrededor había vértebras y costillas. La imagen de la derecha es de un plástico que estaba en un pozo de extracción de agua. | REINER MONTERO.
Este es el cráneo, partido a la mitad, que apareció dentro de la finca y alrededor había vértebras y costillas. La imagen de la derecha es de un plástico que estaba en un pozo de extracción de agua. | REINER MONTERO.

Pococí. Cuatro vecinos de Barra del Tortuguero en Pococí de Limón, encontraron restos óseos humanos y ropajes esparcidos dentro de la finca de un sujeto que está desaparecido desde hace más de una semana.

El hallazgo ocurrió el sábado hacia las 4 p. m. cuando Minor Chaves y otros vecinos del lugar comenzaron a preguntarse entre ellos dónde estaría esa otra persona, a quien solamente la conocen con el apodo de ‘I love you’.

Al llegar a la propiedad del señor, ubicada frente a la playa, observaron dos individuos dentro, a quienes les consultaron si sabían dónde se encontraba, pero respondieron que no.

Al fondo, se ubican dos viviendas en la finca de un sujeto que lleva más de una semana desaparecido en Barra del Tortuguero. El sábado, cinco vecinos hallaron esta mandíbula y otros restos óseos alrededor. | REINER MONTERO.
Al fondo, se ubican dos viviendas en la finca de un sujeto que lleva más de una semana desaparecido en Barra del Tortuguero. El sábado, cinco vecinos hallaron esta mandíbula y otros restos óseos alrededor. | REINER MONTERO.

Sospechas. Los vecinos, al notar una actitud que les extrañó, caminaron por los alrededores y se percataron de que a pocos metros de una de las dos viviendas que había en la finca, en un árbol, estaba una mandíbula a la que le faltaban piezas dentales.

Al revisar una de las casas en la que dormía el señor, notaron que emanaba un mal olor, y vieron que en el fregadero había plumas de gallina y algunos restos del animal.

Sin embargo, detrás de la casa, estaba una lata de zinc en el suelo y al levantarla había otros restos putrefactos y sangre, al parecer, humanos.

Al caminar unos 15 metros, observaron un cráneo cortado a la mitad, varias vértebras, costillas y partes del brazo esparcidas en un radio de seis metros.

También, vieron un calzoncillo, de color oscuro, y una pantaloneta con la faja de tela, de color beige, llenos de gusanos.

En ese momento, avisaron a las autoridades de la Fuerza Pública de lo que habían observado y, en pocos minutos, los oficiales llegaron en una lancha del Servicio Nacional de Guardacostas, pues la zona es de difícil acceso.

El lugar se ubica cuatro millas hacia la bocana del Río San Juan, desde la bocana de Laguna 4.

Las autoridades hallaron, además, que de un antiguo pozo de extracción de agua, tapado por un plástico transparente, salía un fuerte olor y, al quitarlo, observaron una bolsa plástica negra llena de gusanos, pero no la abrieron por creer que allí podían estar las partes del cuerpo que faltaban.

La Policía detuvo hacia las 5:30 p. m. a los dos individuos que inicialmente estaban en la finca, pero fueron liberados entre la 1 a. m. y 3 a. m. por orden de la Fiscalía a la espera de recopilar mayor prueba.

Al parecer, esas dos personas compartían en otras ocasiones con el finquero desaparecido.

La escena fue custodiada por la Fuerza Pública a la espera de que llegaran las autoridades judiciales para levantar los indicios y determinar a quién pertenecen los restos con análisis forenses.

La oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó ayer que tenían el reporte del hallazgo del sábado, pero al cierre de edición no se pudo obtener una versión oficial, ya que la comunicación con los agentes en el sitio era complicada porque no había señal.

Etiquetado como: