Por: Hugo Solano 16 abril, 2015

Un hombre de unos 65 años, identificado como Roberto Stwar Lemos, fue hallado sin vida junto a los restos de dos perros doberman que tenía en Grifo Alto de Puriscal.

Los primeros informes de las autoridades dejan ver que estaba incinerado. Los perros, llamados Ron y Shakira, presentaban impactos de bala.

El cadáver estaba a más de 100 metros de la mansión donde el estadounidense vivía solo.

De acuerdo con Fernando Porras, un vecino que vive como a 300 metros del sitio, el cuerpo apareció cerca de una caballeriza que era parte de la propiedad del extranjero.

Dijo que les toma por sorpresa el suceso y recordó que Stwar acostumbraba realizar disparos al aire en las noches.

Agentes del OIJ llegaron al sitio en la tarde y levantaron el cuerpo poco después de las 7 p. m.
Agentes del OIJ llegaron al sitio en la tarde y levantaron el cuerpo poco después de las 7 p. m.

El hombre tenía aproximadamente 12 años de vivir en el país y tenía personal que trabajaba por horas en su propiedad de tres niveles, ubicada en una loma.

Uno de los trabajadores de la finca fue quien halló el cuerpo calcinado y alertó a las autoridades.

Juan Lizano, despachador de la Cruz Roja de Puriscal, dijo que ellos no fueron informados del caso y no lo atendieron. Afirmó que cuando hay evidencias importantes de que la persona está sin vida, suele suceder que no les notifiquen a ellos y llamen directamente a la Fuerza Pública.

A las 6:30 p. m. agentes del Organismo de Investigación Judicial permanecían en la escena recabando indicios, para luego levantar el cuerpo y remitirlo a la Medicatura Forense.

Al parecer los hechos ocurrieron durante la mañana, pero hasta la tarde trascendió el suceso.

El caso está en investigación.