La mujer había denunciado anteriormente al sujeto por violencia

 29 junio, 2014

Pococí. Un guarda de seguridad privada asesinó de un balazo a su expareja sentimental y luego se disparó frente a sus dos hijos.

El hecho se registró a las 10:43 p. m. del viernes, en el precario conocido como La Rita, ubicado 200 metros al norte del Liceo de La Rita, en Pococí de Limón.

La fallecida fue identificada por las autoridades como Kattya Rony Guerrero, de 32 años, mientras que el sujeto fue identificado como de apellidos Soto Rodríguez, de 44 años.

La mujer cayó muerta en la sala de la casa tras recibir un balazo en el pecho.

El sujeto fue llevado por la Cruz Roja al Hospital de Guápiles con un balazo en la barbilla, pero murió minutos después de ingresar al centro médico.

El supervisor de la empresa de seguridad quedó con vida luego de dispararse, pero murió en el hospital. En su cintura portaba el cinturón con varias municiones. Soto Rodríguez tenía 44 años. | REINER MONTERO
El supervisor de la empresa de seguridad quedó con vida luego de dispararse, pero murió en el hospital. En su cintura portaba el cinturón con varias municiones. Soto Rodríguez tenía 44 años. | REINER MONTERO

Violencia doméstica. Randall Picado, jefe de la Fuerza Pública de Limón, informó de que el caso se debió a una agresión de violencia intrafamiliar.

“Tras atender un llamado por una balacera, llegamos al sitio y varios vecinos nos manifestaron que un sujeto había llegado a la casa de la expareja y tras una discusión le disparó en una ocasión y luego se suicidó”.

Añadió que la pareja tenía cuatro meses de haberse separado y que el hecho violento se produjo frente a los hijos de ambos, una niña de 13 años y un niño de 8.

“El asesinato se produjo cuando los menores estaban en la casa. Unos vecinos relataron que la niña le preguntó al padre por qué había hecho eso, mientras el sujeto era atendido por los cruzrojistas”, dijo Picado.

Además, el jefe policial explicó que anteriormente la mujer había sacado de la casa al individuo y que lo había denunciado por agresión.

“El sujeto trabajaba en una empresa de seguridad privada como supervisor, se cree que el arma que utilizó, calibre 38, era la que usaba para trabajar”, agregó Picado.

Al parecer en la mañana del viernes, Soto había observado a la mujer cuando era acompañada por otro individuo en el centro de Guápiles, por lo que tras salir del trabajo fue hasta la vivienda de su ex en bicicleta, y discutieron.

La madre de la víctima, quien vive a la par de la casa donde ocurrió el hecho, dijo que su hija iba a ir el lunes a denunciar nuevamente al sujeto por agresión.

Agentes del OIJ se hicieron cargo de la escena del crimen y del levantamiento del cadáver de la mujer, que fue llevado a la Medicatura Forense, en San Joaquín de Flores, Heredia para la realización de la autopsia.

La hija adolescente de la pareja dirigió ayer, mediante su cuenta de Facebook, varios mensajes a sus fallecidos padres: “Mamita tu no sabes cuanto te amé y te sigo amando t.k.m mamita, siempre te voy a llevar en mi corazón, te amo te amo te amo”.

En otro post , le pidió fortaleza a Dios para “aguantar tanto dolor” y agregó: “Y a mis papás los amo y los voy a llevar siempre en mi corazón”.