Recibió disparo en el pecho y fue trasladado al Hospital México

 9 julio, 2014

José Luis Mora Brenes, finquero de 58 años, está delicado en el Hospital México, San José, luego de ser herido de bala en el pecho durante un asalto perpetrado en su casa la noche de ayer martes.

El ganadero vive solo en Cocobolo de Cutris, unos 65 kilómetros al norte de Ciudad Quesada.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Los Chiles, un hombre encapuchado tocó la puerta de la vivienda a eso de las 8 p. m. y, cuando Mora abrió, lo encañonaron.

El sujeto le dijo que se trataba de un asalto. Mora ofreció resistencia, forcejeó y fue ahí cuando recibió el disparo en el pecho.

El OIJ sigue la pista de los sospechosos. A raíz del ruido ocasionado por el disparo, los asaltantes optaron por huir sin hurgar mucho en la vivienda.
El OIJ sigue la pista de los sospechosos. A raíz del ruido ocasionado por el disparo, los asaltantes optaron por huir sin hurgar mucho en la vivienda.

Le robaron un anillo y una cadena valorados en ¢1,2 millones y una moto azul marca Génesis, de 200 centímetros cúbicos y cuya placa es 190914. La Policía de Fronteras y el OIJ piden a los vecinos avisar si ven la motocicleta.

Mora, tras ser herido, salió de su vivienda en busca de ayuda. Vecinos del lugar acudieron en su auxilio y alertaron a las autoridades.

Al herido lo recogió la Cruz Roja local, que lo remitió al hospital de San Carlos, donde lo estabilizaron. Por lo delicado que estaba, lo trasladaron al Hospital México.

Mora había regresado minutos antes de vender ganado en la subasta de Muelle de San Carlos, por lo que no se descarta la posibilidad de que alguien lo siguiera. Sin embargo, el dinero producto de la venta no lo tocaron.

El domingo pasado, a la misma hora, tres sujetos con la cara cubierta con pañuelos asaltaron el súpermercado de Franklin Molina, en Terrón Colorado de Cutris. Ese día se llevaron ¢300.000 en efectivo y un I Phone valorado en ¢400.000.

Horas depués, agentes del OIJ capturaron a un joven de apellido Pérez a quien le decomisaron el celular.

El sujeto quedó en el Ministerio Público a la espera de medidas, mientras la Policía buscan a los cómplices.

Las investigaciones en torno a este caso continúan.