31 octubre, 2014

Alajuela. Un hombre de apellido Sossa, de 40 años, falleció luego de recibir al menos siete balazos la mañana de este jueves en el precario Huevito, al costado sur del aeropuerto Juan Santamaría, en Alajuela.

Según Mauricio Morales, jefe de la Policía Municipal de Alajuela, desde las 10 a. m. comenzaron a recibir alertas por problemas en ese precario; además, se hablaba de una persona atrincherada.

Poco después, las autoridades determinaron que un sujeto asesinó a otro porque la víctima alertó a la Policía de que aquel planeaba cometer un asalto contra empleados de una empresa cablera que pasarían por la zona en un vehículo.

Según la versión de Morales, aparentemente el homicida en fuga tenía planeado estallarle una llanta al auto de la cablera, en las cercanías de la malla del Juan Santamaría.

Ayer, un grupo de la Fuerza Pública trató de detener al homicida, pero la búsqueda no dio resultados. | SHIRLEY VÁSQUEZ
Ayer, un grupo de la Fuerza Pública trató de detener al homicida, pero la búsqueda no dio resultados. | SHIRLEY VÁSQUEZ

Cuando el supuesto delincuente fue a su casa a recoger el revólver para hacer el atraco, un primo de él avisó a la Fuerza Pública. Esa fue la acción que generó el altercado.

Según el informe policial, el delincuente le disparó a su primo tres proyectiles en el pecho y cuatro en los brazos. Los balazos le produjeron la muerte en segundos.

Algunos vecinos dijeron que tanto el agresor como el fallecido son de origen nicaragüense. Este último es el padre de un joven de 17 años que estaba en la vivienda cuando se cometió el homicidio.

En fuga. Al mediodía de ayer, los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llegaron al lugar de los hechos. Aunque hubo mucho movimiento policial para dar con el sospechoso, no lograron encontrarlo.

Según Morales, el supuesto homicida tiene antecedentes policiales relacionados con otros asaltos en la zona. Agregó que esperan detenerlo en las próximas horas.