Por: Carlos Arguedas C. 9 julio, 2013

Este automula robado lo tenían los sospechosos. | CARLOS HERNÁNDEZ
Este automula robado lo tenían los sospechosos. | CARLOS HERNÁNDEZ

El Ministerio Público informó ayer lunes de que sí pidió medidas contra dos hermanos detenidos el viernes anterior como sospechosos de colaborar en el saqueo de una casa en Muelle de San Carlos.

La oficina de prensa de la Fiscalía General comunicó que contra esos implicados, además de abrirles una causa por el delito de receptación, se solicitó imponerles impedimento de salida del país, firmar cada 15 días y prohibición para acercarse a testigos.

En tanto, contra un extranjero que laboraba como vigilante en la casa, a quien se le atribuyó el delito de hurto agravado, el fiscal Vernon Hine Centeno pidió tres meses de prisión preventiva.

El Departamento de Prensa del Poder Judicial comunicó que el Juzgado Penal de San Carlos, en una audiencia realizada el sábado, rechazó imponer cualquier tipo de medidas contra los hermanos.

La resolución se fundamentó en que con las pruebas aportadas por el Ministerio Público no existía ningún peligro procesal de que los hermanos escaparan del país o interfirieran con la investigación.

En relación con el extranjero, se le ordenó impedimento de salir del país, mantener domicilio fijo en La Fortuna de San Carlos y firmar en un despacho judicial cada 15 días.

Este caso tiene que ver con el saqueo de la vivienda del empresario colombiano Jorge Luis Torres, en Muelle de San Carlos, de donde sustrajeron bienes valorados en más de ¢100 millones. Buena parte de los artículos fueron decomisados el viernes en el allanamiento a una lechería en Alto Villegas de San Ramón, Alajuela.

Etiquetado como: