Por: Gustavo Fallas M. 18 septiembre, 2016

Un finquero de apellido Navarro, de 43 años, fue detenido como sospechoso de ser el autor intelectual del asesinato de una pareja y de sus dos hijos, en mayo del 2015, en el Congo de Copey de Santa María de Dota.

La captura fue realizada a 5:30 p. m. de este viernes, por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en la casa del sujeto, ubicada a unos dos kilómetros de donde vivía la familia asesinada.

De acuerdo con datos de la Policía Judicial, un “beneficio económico por problemas de tierras” habría sido el motivo por el cual Navarro ideó la muerte de las cuatro personas.

El imputado es hijastro del dueño de la finca donde vivían los parientes asesinados y, supuestamente, tuvo un problema con su padrastro porque pretendía quedarse con esas tierras que eran ocupadas por las víctimas. Entonces, para tener el camino libre, planeó la muerte de ellas.

La familia asesinada la integraban Ramón Suárez Espinoza, de 50 años, quien era cafetalero en la zona; su esposa, María Haydée Miranda Salmerón, de 32; y sus hijos, Abraham y Elena María, de 11 y 9 años.

El primer crimen fue el de la menor, quien fue encontrada por un vecino. Ella fue hallada el 29 de mayo, tenía los ojos vendados, las manos atadas y una profunda herida, provocada por arma blanca, en el abdomen.

Un día después, los oficiales de la Fuerza Pública descubrieron, con la ayuda de perros entrenados, el cuerpo de Abraham, así como los cadáveres de sus padres. Todos ellos presentaban heridas de arma blanca.

El sospechoso de haberlos matado es un peón de apellido García Borges, de 40 años, y nacionalidad nicaragüense, quien fue detenido por la Policía, el 4 de junio del año pasado.

Actualmente, García se encuentra descontando prisión preventiva en Máxima Seguridad de La Reforma.

Navarro quedó a las órdenes del Ministerio Público para ser interrogado y que se determine su situación jurídica.

Etiquetado como: