Objetivo de los gatilleros sería el esposo de la mujer que conducía el vehículo 4x4 atacado a balazos

Por: Gustavo Fallas M. 15 marzo
La policía encontró una motocicleta y tres cascos cerca del lugar donde se dio la masacre.
La policía encontró una motocicleta y tres cascos cerca del lugar donde se dio la masacre.

Un grupo de pistoleros mató a dos adultos y dos niños en Matama, Limón, luego de descargar 150 disparos contra un vehículo en el que pensaban que viajaba un hombre de 32 años, al que tenían el encargo de asesinar.

Autoridades policiales presumen que los gatilleros planeaban someter a un ajuste de cuentas a un pescador identificado como José Manuel Kelly Rojas, alias Chitá.

Emboscada a auto con niños
Emboscada a auto con niños

El ataque fue perpetrado el pasado martes, a las 8:45 p. m., por un grupo de hombres con armas de grueso calibre, en una zona despoblada de Dondonia de Matama.

El carro baleado fue trasladado al OIJ de Limón para ser analizado.
El carro baleado fue trasladado al OIJ de Limón para ser analizado.

En ese momento, Kelly no iba en el automotor, un Toyota Fortuner, modelo 2014. A bordo viajaban su esposa, dos de sus hijos y una pareja allegada de la familia y sus dos hijos.

Producto de la balacera perecieron la esposa de Kelly, Roschelly Lawson Wright, de 27 años; el acompañante, David Aragón Fernández, de 26 años y los hijos de este último, de 4 y 5 años.

Sobrevivieron los hijos del pescador, de 8 y 3 años y la compañera sentimental de Aragón, de apellido Barrantes, quienes fueron trasladados con heridas de bala al Hospital Tony Facio, de Limón. Este miércoles se les reportó en condición estable.

"Estos son víctimas colatelares, que no tienen responsabilidad de ninguna naturaleza, que no tienen ninguna vinculación y sufren las consecuencias de enfrentamientos entre agrupaciones criminales. Esto genera mucha preocupación a la Policía y genera un clima de inseguridad, sobre todo cuando se trata de menores de edad", expresó Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Aunque indicó que el móvil del crimen aún no está establecido, el funcionario señaló que todo parece indicar que este caso está relacionado con una venganza entre bandas criminales.

El ataque ocurrió cuando el vehículo pasaba por este río.
El ataque ocurrió cuando el vehículo pasaba por este río.

El fallido atentado contra Kelly ocurrió un día antes de este pescador tuviera que presentarse en los Tribunales de Goicoechea para enfrentar un juicio por un ataque a balazos contra una vivienda, ocurrido el 29 de julio del 2014 en barrio Pacuare, en el centro de Limón.

En ese proceso judicial también figura como imputado el presunto líder de una organización dedicada al tráfico de drogas y sicariato, identificado como Dinier Estrada Jiménez, alias Ojos Bellos.

Chitá tiene antecedentes por robo agravado, tráfico de droga y portación ilegal de armas, según confirmó este miércoles en conferencia de prensa el jerarca de la Policía Judicial.

También es investigado por el crimen de Kevin Alexis Gardner Gordon, de 45 años, quien en los últimos años fue conocido por ser el dueño de la licorera El Soldado, ubicada en el centro de Limón. El cuerpo de él apareció apuñalado y semiquemado en un potrero en Santa Fe de Ceibón, en Limoncito de Limón.

Este incidente vuelve a conmover a los limonenses, cinco meses y 18 días después de que una balacera ocasionada por disputas entre bandas narco cobrara la vida de tres adultos y dos menores de edad en playa Cieneguita.

Investigación compleja

Para el director del OIJ, este caso es calificado como complejo, pues ocurrió en horas de la noche, en una zona abierta, poco habitada y sin testigos. Cerca del sitio, la Policía encontró una motocicleta sin matrícula, tres cascos y un bolso que contenía munición de una subametralladora AK-47.

También se presume que fue utilizado un fusil AR-15. El uso de este tipo de arma y de la subametralladora antes mencionada está prohibido en el país. El director del OIJ considera que los criminales están disparando sin ninguna consideración, lo que está generando que mueran inocentes.

"Hay una pérdida de valores en general, un actuar deshumanizado. Hay una manera de actuar de la delincuencia de estar afirmando su condición de poder y monopolio, que no está respetando la vida, ni a la niñez, que es el tesoro más preciado", enfatizó Wálter Espinoza.

Etiquetado como: