Dos de los sujetos arrestados habían salido de prisión en febrero pasado

Por: Carlos Láscarez S. 24 septiembre, 2014

Guácimo. Cinco hombres, entre ellos tres exconvictos, fueron arrestados ayer por agentes judiciales como sospechosos de integrar una banda que asaltaba viviendas mediante el uso de equipos de acetileno, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

En total, se llevaron a cabo seis operativos antes de las 6 a. m. en varios puntos de Limón, Guácimo y La Virgen de Sarapiquí, Heredia.

Los detenidos responden a los apellidos Chaves, Díaz, Salguero, Solano y López (el líder), de 27, 32, 22, 28 y 30 años respectivamente.

Equipos especiales para pintar vehículos, motosierras, cortadoras de zacate y hasta una moderna bicicleta fueron parte de los artículos decomisados en el allanamiento de la casa del sospechoso, en Sarapiquí. | REINER MONTERO
Equipos especiales para pintar vehículos, motosierras, cortadoras de zacate y hasta una moderna bicicleta fueron parte de los artículos decomisados en el allanamiento de la casa del sospechoso, en Sarapiquí. | REINER MONTERO

En el caso de Chaves y de Solano, el OIJ confirmó que habían salido de prisión en febrero, donde descontaron una pena por asaltar mediante este método.

Díaz también abandonó la cárcel, pero a finales del año anterior.

Francisco Segura, director del OIJ, aseveró ayer que, al día siguiente de recuperar la libertad, tres de los exconvictos ya estaban rompiendo láminas de cinc y techos mediante el uso de acetileno, un gas, altamente inflamable que produce una llama de hasta 3000 °C con la que rompían metales.

“Son sujetos que se han detenido desde años atrás. Han robado en Guápiles, Buenos Aires de Puntarenas, Heredia y el Caribe. Un monto cercano a los ¢100 millones es lo que han logrado sustraer. Lo más peligroso es que se trata de delincuentes que están saliendo muy rápido”, manifestó Segura.

El jefe policial agregó que gracias a que una de las denuncias fue presentada en Buenos Aires, una jueza tuvo la buena disposición de autorizar los allanamientos.

Pese a que el objetivo era la aprehensión de seis sujetos, uno de ellos permanece en condición crítica en la Sección de Neurocirugía del Hospital Calderón Guardia, luego de que resultó herido días atrás en un accidente de tránsito, según el OIJ.

Despliegue. En el allanamiento a la casa de López, participaron 20 agentes judiciales de la Sección de Robos y Hurtos de San José.

Entre lo decomisado, allí destaca un compresor de aire de uso industrial, dos motosierras, dos cortadoras, dos taladros profesionales y una pantalla de televisión de 82 pulgadas, cuyo valor en el mercado ronda los ¢1,8 millones.

También se efectuó el decomiso de un microbús Hyundai Starex con capacidad para 15 pasajeros, que, al parecer, era utilizado para cometer los atracos y cargar equipos. Dentro de este había envases del químico, que serán analizados.

Otros artículos incautados fueron dos cortadoras de zacate,cigarros, una moderna bicicleta montañera, tenis deportivos de marca, mecates y varios pasamontañas.

Una fuente ligada al caso afirmó que, además de casas, el grupo solía estudiar los movimientos en los supermercados para, horas después, ingresar por los techos y robar.