Menor esperaba bus para ir a realizar una diligencia con un amigo de su familia

Por: Carlos Arguedas C. 9 octubre, 2014

Una escolar de 14 años murió al recibir múltiples balazos, la noche del martes, durante un tiroteo en la llamada Tercera Parada, en la ciudadela La Carpio de La Uruca, San José.

La fallecida, Jéssica Montenegro Castro, quien cursaba el quinto grado en la Escuela Finca La Caja de La Carpio, esperaba un autobús con un amigo de la familia, de 28 años, con quien realizaría una diligencia en La Sabana.

Producto de la refriega también murieron, en el hospital, los hermanos Michael Rodríguez Castillo, de 22 años, y José Alberto Álvarez Castillo, de 19, informó, en un comunicado de prensa, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Asimismo, la Policía dio a conocer que otros dos hombres, Michael Eduardo Piña González, de 28 años, y Francisco Talavera Álvarez, cuya edad no fue posible conocer, resultaron heridos. El más grave era Piña, quien ayer en la tarde permanecía en la Unidad de Emergencias Quirúrgicas del Hospital México.

Un agente del OIJ fotografió los huecos dejados por las balas en la pared de una mueblería. Scalert Castro, familiar de la menor fallecida, dijo que la niña pidió varias veces a la mamá que la dejara salir. | MARCELA BERTOZZI
Un agente del OIJ fotografió los huecos dejados por las balas en la pared de una mueblería. Scalert Castro, familiar de la menor fallecida, dijo que la niña pidió varias veces a la mamá que la dejara salir. | MARCELA BERTOZZI

Disputa. El OIJ y la Fuerza Pública informaron de que la balacera se generó por una disputa entre pandillas de la zona.

José Francisco Cordero, subdirector de la Fuerza Pública de San José, comentó que la primera versión recibida fue que se trató de un enfrentamiento entre los ocupantes de dos vehículos.

Sin embargo, dijo que luego de entrevistar a los vecinos, las versiones eran confusas, pues solamente se hablaba de un automóvil.

Precisamente, ayer, durante una inspección que realizaron agentes del OIJ en el lugar de la riña, determinaron que se usaron dos tipos de armas: una subametralladora AK-47 y una escopeta 12.

Lo anterior, porque negocios ubicados en la llamada Tercera Parada presentaban gran cantidad de orificios de bala.

Aunque ayer se intentó conversar con vecinos sobre lo sucedido, las personas consultadas alegaron desconocer lo sucedido.

Scarlet Castro, una familiar de la estudiante fallecida, dijo que la menor le solicitó, varias veces, a la mamá que la dejara salir porque quería ir a recoger un televisor a La Sabana.