Sujetos accionaron una escopeta y varias pistolas de calibre 9 milímetros

Por: Carlos Láscarez S. 9 junio, 2015
Agentes del OIJ, expertos en recolección de Indicios ubicaron varios casquillos en el punto donde los agentes antidrogas encubiertos fueron sorprendidos por varios narcotraficantes armados. | CORTESÍA TELESUR COSTA RICA
Agentes del OIJ, expertos en recolección de Indicios ubicaron varios casquillos en el punto donde los agentes antidrogas encubiertos fueron sorprendidos por varios narcotraficantes armados. | CORTESÍA TELESUR COSTA RICA

La Cuesta, Corredores. Un niño de 10 años falleció este lunes tras ser baleado en la cabeza, en un enfrentamiento entre narcotraficantes y oficiales encubiertos de la Policía de Control de Drogas (PCD), confirmaron el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y Seguridad Pública.

El intercambio ocurrió cerca de las 3:15 p. m., en la ciudadela Zumbado, situada a la par del cementerio de La Cuesta de Corredores, en Puntarenas.

El fallecido fue identificado como Dennis Andrés Mora Venegas, quien fue impactado cuando, al parecer, jugaba en el corredor de la casa.

Herido, su madre Elisa Venegas lo metió en la vivienda, donde fue declarado sin vida, minutos después, por cruzrojistas de la sede de Laurel. El menor cursaba quinto grado en la Escuela Juan Lara Alfaro, de La Cuesta, y era gemelo con su hermana, Diana Julieth.

El OIJ informó de que el pequeño presentaba un balazo con entrada y salida, aunque no ahondó la cantidad de casquillos recolectados en el lugar.

Ataque. Gustavo Mata Vega, ministro de Seguridad Pública, explicó, vía telefónica, que, producto del ataque, dos oficiales de la PCD resultaron baleados en los brazos y piernas, por al menos cuatro sujetos que se bajaron de un automóvil y dispararon contra los efectivos.

“Uno de los sujetos portaba una escopeta y el resto, pistolas de calibre 9 milímetros. Producto del disparo de los antisociales, resultó herido un niño, el cual, lamentablemente, fallece. El caso ya está en manos de OIJ, para analizar la dinámica de los disparos”, manifestó Mata.

A las 5:30 p.m. ingresó a la ciudadela Zumbado el vehículo que llevaría el cuerpo del menor. | ALFONSO QUESADA
A las 5:30 p.m. ingresó a la ciudadela Zumbado el vehículo que llevaría el cuerpo del menor. | ALFONSO QUESADA

Agregó que los individuos viajaban a alta velocidad y dispararon, por lo que los oficiales respondieron al fuego.

Los heridos fueron remitidos, primero a la Clínica de La Cuesta, y después al Hospital de Ciudad Neily, donde fueron dados de alta horas después.

A uno de los oficiales involucrados le envolvieron las manos con bolsas de cartón, ya que estaba prevista una prueba de pólvora, para determinar si disparó.

Los oficiales responden a los apellidos Solano y Granda; uno tiene 10 años en servicio, y el otro, cuatro, confirmó la Policía.

La PCD dijo anoche que el hecho se dio en el momento en que los oficiales realizaban una compra encubierta, lo que los llevó hasta un sitio donde había un extranjero. En una rápida acción, los pistoleros desarmaron a un policía, quien conducía un auto blanco; luego le dispararon.

En ese instante, los oficiales arrancaron el vehículo, mientras los gatilleros siguieron disparando. Testigos que prefirieron no identificarse dijeron que los sospechosos iban en un sedán rojo y eran de tez morena.

Trascendió que habrían escapado hacia Paso Canoas, dada la cercanía con el puesto fronterizo con Panamá. Se presume que uno de ellos resultó herido.