Antisocial se llevó una moto, cadenas y anillo valorados en ¢2,2 millones

 10 julio, 2014

Cocobolo (San Carlos). Un ganadero fue baleado en el pecho luego de que un encapuchado asaltara su vivienda en Cocobolo de Cutris, 65 kilómetros al norte de Ciudad Quesada, San Carlos.

José Luis Mora, de 58 años, estaba solo en su casa el lunes en la noche y descansaba en la sala cuando tocaron la puerta. Al abrir, lo encañonaron.

El antisocial lo despojó de un anillo y una cadena de oro, valorados en ¢1,2 millones; además, le robó una motocicleta marca Génesis, modelo GXE, de color azul, con placa MOT-190414 y un precio de ¢1 millón, en la que se dio a la fuga.

La noche de los hechos, Mora recién había regresado de vender reses en una subasta, según contó a los vecinos que le dieron los primeros auxilios. También les dijo que, en vez de sentir miedo, se enfureció y empezó a forcejear con el delincuente, quien le disparó. Fue trasladado al Hospital México.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Los Chiles y de la Policía de Fronteras buscaban ayer la moto robada.

La Policía de Fronteras reforzó la vigilancia en Cutris y Pocosol de San Carlos, Alajuela, a raíz de los asaltos en la zona. | CARLOS HERNÁNDEZ
La Policía de Fronteras reforzó la vigilancia en Cutris y Pocosol de San Carlos, Alajuela, a raíz de los asaltos en la zona. | CARLOS HERNÁNDEZ

En otro caso, ocurrido el domingo pasado, tres encapuchados armados asaltaron el supermercado de Franklin Molina en Terrón Colorado de Cutris, y se llevaron ¢300.000 y un celular valorado en ¢400.000. La Policía dijo que nadie resultó herido.

En relación con ese último hecho, las autoridades detuvieron a un extranjero, de apellido Pérez, a quien le decomisaron el celular. Un juez dictó tres meses de prisión preventiva en su contra. Los cómplices siguen en fuga.

Otros puntos. La ola de atracos que se inició en la segunda quincena de mayo en las poblaciones más urbanas de San Carlos, ahora parece extenderse hacia lugares más alejados, como los distritos de Cutris y Pocosol, cerca de la frontera con Nicaragua, señaló la Policía.

Con el objetivo de evitar nuevos atracos, Seguridad Pública destinó 30 agentes más para dar atención a Cutris y Pocosol. “Nos vamos a enfocar en los patrullajes en los puntos que consideramos más calientes, donde, por diferentes circunstancias, hay más probabilidades de que los hampones intenten golpear”, anunció Allan Obando, jefe policial. Según explicó, pedirán la colaboración de los vecinos para que, si tienen información de interés, la comuniquen a la Policía.

Etiquetado como: