Por: Carlos Arguedas C. 31 mayo, 2015

Santa María (Dota). “Ella, Elena María, no se dejaba de nadie, se defendía...”.

Así describió Yesenia Brenes Ureña, maestra de la Escuela República de Bolivia, a Elena María Suárez, la niña que fue asesinada y cuyo cuerpo fue localizado el viernes en su casa.

“Era extrovertida, muy sociable. Con mucha facilidad, se relacionaba con los compañeros y le encantaba brincar suiza. Apenas salía a recreo, uno la veía donde venía con el mecate y me decía que yo le diera suiza, porque yo le daba con más fuerza y ella lo disfrutaba...

”Para que usted tenga una idea de cómo era ella, le puedo decir que el año pasado, el papá decía que ella se llamaba Abigaíl y así terminó el año. Pero ella insistía en que no se llamaba así y solo permitía que la llamaran Elena María, que es su verdadero nombre.

”Bueno, como alumna tenía algunos problemas de aprendizaje, pero iba progresando. Yo los tuve el año pasado (en segundo grado) a los dos, pero ella se quedó y él pasó a tercero.

”Me acuerdo que el año pasado, el papá no los dejó venir a la fiesta de la alegría y, como aquí la gente colabora mucho, a los chiquitos se les hizo una bolsa con regalitos y yo fui a la casa a dejárselos.

”¿Qué le puedo decir? Esa familia vivía en condiciones de pobreza extrema. Eso no es un rancho (...), las paredes eran bolsas plásticas y en la puerta lo que había era un palo (...).

”No, no entré porque no estaban. Les dejé las bolsas en la puerta”, narró la educadora.

Yesenia Brenes, maestra de los niños fallecidos | MARCO MONGE
Yesenia Brenes, maestra de los niños fallecidos | MARCO MONGE

Golpe a niños. Yesenia Brenes dijo que ella se enteró del homicidio el viernes, mientras se encontraba practicando con los alumnos un baile que está programado para este miércoles.

“Fue muy difícil. No les dije nada. Ellos se fueron, pero hoy sí me llamaron varias mamás preguntando qué hacen.

”Sinceramente, no se qué decirles. Espero que venga gente especialista para atender a los niños, porque este es un golpe muy fuerte”, concluyó la docente Brenes.