Robo fue el móvil del asesinato ocurrido en Jacó, Garabito.

 5 julio, 2013

El Tribunal Penal de Puntarenas condenó este viernes a dos rusos de apellidos Sloboda y Karasev, a los cuales se les impuso la pena de 18 años de prisión a cada uno, como co-autores responsables de un delito de homicidio simple en perjuicio de un coterráneo de ellos.

Los hechos ocurrieron la noche del 1 de mayo del 2011 cuando el ofendido, de 71 años, fue encontrado por oficiales de la policía local dentro de su vivienda en Jacó, Puntarenas.

El cadáver de Pier Erron Beauvais apareció debajo de una cama. Presentaba golpes en su rostro y cuello, estaba atado de pies y manos, y según resultados médicos forenses murió por asfixia por sofocación. El hombre vivía en el país desde hace varios años. Era jubilado y se dedicaba a los negocios.

Acción policial en Jacó el día del crimen.
Acción policial en Jacó el día del crimen.

Su compañera sentimental fue quien alertó a la Policía Municipal acerca de la presencia de los hombres en la residencia. Uno de ellos intentó huir cuando llegaron las autoridades, pero lo detuvieron cerca con evidencias que lo vinculaban con el delito.

El otro fue sorprendido dentro de la vivienda. Slovara y Kacesaf habían sido investigados por robos, dijo el OIJ