Hombre de 43 años murió asfixiado

Por: Gustavo Fallas M. 9 septiembre, 2016
Al ingeniero lo dejaron envuelto en una sábana en Guácimo y su carro apareció quemado en la vía férrea de Pavas.
Al ingeniero lo dejaron envuelto en una sábana en Guácimo y su carro apareció quemado en la vía férrea de Pavas.

Dos muchachas de 17 años y un adulto de apellido Torres, de 26 años, fueron detenidos la mañana de este viernes como sospechosos de cometer el asesinato de un ingeniero, cuyo cuerpo fue hallado en Guácimo Limón.

La víctima se llamaba Edwin Arturo González González, de 43 años, cuyo cadáver fue localizado en envuelto en una sábana el 16 de mayo pasado, dentro de una finca ganadera en el sector de Rudín de Guácimo.

La finca está ubicada unos 200 metros al sur de la entrada, cerca de la vía que comunica Limón con San José.

Por ese crimen, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo a las dos menores y a Torres en cuatro allanamientos realizados en el distrito de La Rita de Pococí, el sector de Santa Clara en Jiménez de Pococí y el poblado de La Unión, cerca del cruce de Río Frío.

Wálter Espinoza, director del OIJ, dijo que González fue visto por última vez en Guápiles, Pococí, en compañía de una de las jóvenes detenidas. Ellos estaban comprando licor en ese cantón limonense.

Posteriormente, se desplazaron a otro sector donde los esperaba la otra menor y Torres, quien se habría encargado del crimen.

"Hubo un acuerdo de voluntades entre las tres personas que intervinieron en el hecho criminal. Tanto el mayor de edad como las dos menores intervinieron en el homicidio de forma voluntaria; lo planearon y lo ejecutaron", manifestó Espinoza.

La forma de muerte fue por asfixia.

Torres fue detenido en una vía pública en el cantón de Parrita, Puntarenas.

En la investigación realizada por los agentes judiciales, se logró vincular a estas personas como sospechosas de participar en el asalto y muerte de González.

Tanto en las viviendas de las menores como en lo que llevaba el sospechoso al momento de la detención, se logró decomisar evidencia importante como teléfonos celulares.

El 2 de setiembre anterior, la Policía Judicial divulgó un video de una cámara de vigilancia donde se observa a González saliendo de un bar en compañía de una mujer. Tras esa publicación, recibieron denuncias confidenciales que les ayudó a dar con el paradero, agregó el jerarca del OIJ.

Según Espinoza, el móvil del crimen era el ánimo de robarle. Le sustrajeron una computadora, cadenas de oro, dinero en efectivo, el celular y el vehículo.

El carro del fallecido, de marca Suzuki Swift, modelo 2012, apareció quemado la madrugada del 17 de mayo sobre la vía férrea en Pavas, San José.

En cuanto a la movilización de ese vehículo, la hipótesis del OIJ es que el sospechoso lo trajo a San José con la finalidad de venderlo, pero como no logró su objetivo lo quemó.

El sujeto detenido por el homicidio tiene antecedentes hurto simple y agravado, robo agravado e icumplimiento de medidas de protección.

Información actualizada a las 7:15 p. m. con datos del OIJ.