OIJ detuvo a 12 miembros de la organización y les atribuye el robo de 18 motos

Por: Gustavo Fallas M. 14 marzo
Los cabecillas de la banda cayeron en sus casas, situadas en Aserrí.
Los cabecillas de la banda cayeron en sus casas, situadas en Aserrí.

Dos jóvenes mecánicos lideraban una banda dedicada al robo de motocicletas montañeras por encargo.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvo este martes a 12 miembros de la organización en 16 allanamientos llevados a cabo en Aserrí, León Cortés, el centro de San José, Heredia y Cartago.

Los cabecillas, uno de apellidos Castillo Céspedes, de 24 años, y otro apellidado Mesén Araya, de 29, fueron detenidos en sus casas, situadas en Aserrí.

Las sustracciones se daban en Aserrí, San Sebastián, Alajuelita, Curridabat, Cartago y Desamparados.

De acuerdo con Wálter Espinoza, a la organización se le atribuye el robo de 18 motocicletas y 3 carros.

Al grupo también se le responsabiliza del robo de 13 celulares en un asalto a mano armada ocurrido en un almacén, en Desamparados.

Durante la investigación, que se inició a mediados del 2016, la Policía Judicial logró la recuperación de 16 motos y los tres vehículos.

La banda actuaba bajo el método del bajonazo, amenazando a sus víctimas con armas de fuego, y en algunos casos robaron los automotores en las cocheras, cuando sus dueños estaban descuidados.

"En algunas oportunidades los clientes sabían que estaban adquiriendo un bien robado", agregó Espinoza.

En los allanamientos de este martes los agentes judiciales decomisaron otras cuatro motocicletas alteradas, armas de fuego, placas falsas y celulares.

El OIJ estima que el valor de las motos y vehículos recuperados ronda los ¢35 millones.

La Fiscalía comunicó que a los sospechosos se les tomará la declaración indagatoria a partir de la 1:30 p.m. de este martes. Mañana (miércoles) será la audiencia en la cual pedirán prisión preventiva en contra de los que cometieron los robos.

Etiquetado como: