Por: Hugo Solano 27 julio

Trabajadores de una finca dedicada al cultivo de palma africana encontraron a dos hombres degollados este jueves cuando realizaban labores de chapia.

Los cuerpos estaban juntos, bocabajo y, según un informe preliminar del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), tenían entre 36 y 48 horas de fallecidos.

El hallazgo ocurrió a eso de las 10 a. m. en barrio la Gloria, distrito de Paso Canoas, en Corredores de Puntarenas.

La Policía Judicial levantó los cuerpos en horas de la tarde y los remitió a la Medicatura Forense, por ahora solo uno está identificado.
La Policía Judicial levantó los cuerpos en horas de la tarde y los remitió a la Medicatura Forense, por ahora solo uno está identificado.

Además de las heridas en el cuello, tenían otras lesiones con arma punzocortante en la cara, brazos y pecho.

En lugar donde fueron encontrados es muy solitario. Ambos son de contextura gruesa y estaban vestidos y con zapatos. Uno de ellos tenía una camisa roja y otro con rayas horizontales y anchas en azul y negro.

Las autoridades investigan si ahí los asesinaron y los dejaron abandonados, o si los mataron en otro lugar y los fueron a tirar en ese palmar.

Los fallecidos fueron identificados como Santos González Víquez, de 43 años, y Ebelisario Pitti Concepción, de 52. Ambos de nacionalidad panameña. Pitti fue reconocido horas después del hallazgo por sus familiares, que se pusieron en contacto con el OIJ.

Agentes de la delegación del OIJ de Corredores se hicieron cargo del levantamiento de los cuerpos y de los indicios para tratar de aclarar el doble homicidio.

Este hallazgo se suma a otros tres realizados recientemente en la línea fronteriza.

El caso más cercano ocurrió el sábado pasado cuando apareció el cuerpo de Gerardo Antonio Sibaja Ureña, en el aeropuerto de Laurel.

En el distrito de La Cuesta, Corredores, mataron el 15 de junio a Luis Alfredo Modera González, un colombiano de 53 años, cuyo cuerpo baleado apareció a nueve metros de un carro incendiado.

El otro asesinato reciente en esa región fue el del mecánico panameño Rafael Asmar López, cuyo cuerpo fue hallado el 24 de junio maniatado y, al parecer, torturado.

Información actualizada el 28 de julio con datos del OIJ.

Etiquetado como: