26 febrero, 2015

El Juzgado Penal de Upala dictó este jueves seis meses de prisión preventiva contra un hombre de apellido Solano de 22 años, sospechoso de asesinar a machetazos a su compañera sentimental en Upala, Alajuela.

Un hombre de apellido Solano, de 22 años, fue condenado a seis meses de privisión preventiva por asesinar a su pareja sentimental a machetazos.
Un hombre de apellido Solano, de 22 años, fue condenado a seis meses de privisión preventiva por asesinar a su pareja sentimental a machetazos.

La noche del miércoles el fiscal de ese cantón, Luis González, solicitó esta pena y en la audiencia celebrada a las 7 a. m. de hoy el juzgado acogió la solicitud e impuso la medida.

La fiscal adjunta de San Carlos, Alba Campos, confirmó la medida impuesta.

"Hay peligro de fuga, es un nicaragüense indocumentado, no tiene arraigo en el país y ante la gravedad del delito era indispensable solicitar la prisión preventiva", explicó Campos.

Añadió que Solano será recluido en el Centro Penitenciario que el juzgado determine.

Los hechos con los que se relacionan a Solano ocurrieron el lunes a eso de las 9 p. m. en Nazareth de Upala.

Allí Solano aparentemente atacó con un machete a su compañera sentimental, causándole 22 heridas hasta asesinarla. La revisión de la escena del crimen evidenció un brutal ataque contra la mujer, quien recibió las heridas en la cabeza, cara, tórax, espalda y brazos.

La víctima fue identificada como Yesenia del Socorro Urbina Ondoy, de 20 años.

Ellos vivían a unos 2 kilómetros de ese sitio donde hace apenas una semana habían llegado y donde el hombre trabajaba como peón de campo.

Al parecer la mujer le habría dicho a su compañero que ya no deseaba vivir con él.

Esa revelación la habría hecho Yesenia a una cuñada suya minutos antes del ataque mientras observaban televisión, ya que al parecer sufría maltratos y agresiones físicas. La intención de la fallecida era regresar lo antes posible a Nicaragua. La joven mujer tenía en Nicaragua dos hijos con el agresor, de 2 y 1 año.

Según las autoridades, cuando estaban viendo televisión el hombre le indicó que ya se fueran para la casa, a lo cual ella se negó. Solano la tomó del brazo y la llevó a un costado de la vivienda y tras una pequeña discusión, en medio de una plantación de plátano, tomó un machete y la asesinó, para luego escapar del lugar.

Tras el crimen el sujeto huyó por una zona de repastos y fue detenido el día siguiente.

Una fuente judicial explicó que un grupo de 5 vecinos lo detuvo cuando estaba a punto de cruzar la frontera.

La fuente detalló que los lugareños tuvieron que hacerlo sogueado, ya que los amenazó con un machete que portaba, aparentemente el mismo con el que mató a su compañera. Una vez detenido los vecinos llamaron a las autoridades y se lo entregaron.

La pareja es oriunda de El Guabo de Nicaragua y acostumbraban venir al país ocasionalmente en busca de trabajo. Tenían escasos 15 días de haber ingresado a suelo nacional.

El cuerpo de la joven posiblemente sea trasladado a Nicaragua, ya que no tiene familiares en el país.

Etiquetado como: