El hecho se registró el pasado martes y fue hasta ayer miércoles que se detuvo a los oficiales a eso de las 2 p.m.

 8 agosto, 2013

Puntarenas

Dos policías de la delegación de la Fuerza Pública de Puntarenas fueron detenidos la tarde del miércoles como sospechosos de dejarse un celular robado a un juez penal por unos sujetos.

El hecho se registró el pasado martes y fue hasta ayer miércoles que se detuvo a los oficiales a eso de las 2 p.m.

El juez víctima del robo se llama Jorge Alpizar Mora y labora en el área de pensiones alimentarias en los tribunales de Puntarenas.

Al parecer, un sujeto lo interceptó en el Paseo de los Turistas, en el centro de la ciudad de Puntarenasy le sustrajo el celular.

Ante una alerta recibida por la Fuerza Pública, dos oficiales acudieron al sitio y en cuestión de minutos detuvieron al sospechoso pero en ese momento no le encontraron ninguna evidencia relacionada con el robo del celular.

Tras la requisa, los oficiales lo dejaron libre. Sin embargo, minutos después encontraron el teléfono del juez tirado en una cuneta.

De acuerdo con el informe de las autoridades, ambos oficiales no reportaron el hallazgo del celular sino que lo colocaron en una de las bolsas del pantalón de uno de ellos.

Lo que delató a los oficiales fue el testimonio de un guarda de una estación de autobuses que aseguró haber visto cuando los oficiales hallaron el teléfono y se le echaron a la bolsa del pantalón de uno de ellos.

La detención de los oficiales se realizó el miércoles mientras resguardaban el orden en una manifestación de pescadores en la zona conocida como Angostura. Sin embargo, el teléfono no ha aparecido.

La detención de los oficiales se realizó el miércoles mientras resguardaban el orden en una manifestación de pescadores en la zona conocida como Angostura.
La detención de los oficiales se realizó el miércoles mientras resguardaban el orden en una manifestación de pescadores en la zona conocida como Angostura.

Los oficiales detenidos fueron identificados con los apellidos González Núñez y Berrocal Badilla los cuales permanecen a la orden de la Fiscalía de Puntarenas.

El oficial González tenía el cargo de supervisor de cuadrilla con una trayectoria de dos años en la Fuerza Pública mientras que Berrocal tiene una ocho años de laborar en la Fuerza Pública de Puntarenas.

Etiquetado como: